Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Schumacher asegura que se sintió en Valencia como en su debut en 1991

El piloto alemán Michael Schumacher (Mercedes GP) aseguró hoy, tras la sesión de entrenamientos de fórmula uno en el circuito de la Comunidad de Valencia, que en su regreso después de tres años inactivo se sintió como cuando debutó en 1991.
Schumacher, que hizo el tercer mejor registro del día tras Felipe Massa (Ferrari) y el español Pedro De la Rosa (Sauber), tomó los mandos del Mercedes W01 por la tarde después de que su compañero Nico Rosberg lo hiciera por la mañana y primera hora de la tarde.
El siete veces campeón del mundo también admitió que se sentía como "un niño con un juguete nuevo". "Es como en 1991. Cuando llegué a la fórmula uno me sorprendió mucho y hoy sucedió exactamente lo mismo", indicó.
Schumacher, que se ha enrolado en Mercedes después de 13 años en Ferrari, también dijo que fue raro ver "a los coches rojos" en la pista sin que él fuera dentro. "Fue una sensación extraña, pero fue bueno ver a mi hermano -en referencia a Massa- en la pista", destacó.
En su opinión, Mercedes hizo "un muy buen trabajo", ya que todo el equipo hizo "una excelente labor para conseguir que el coche fuera fiable" durante las "más de 80 vueltas" que dieron su compañero y él en un primer día de trabajo que calificó de "magnífico".
Pese a los temores iniciales que existían en torno a su cuello, por una lesión sufrida por un accidente de moto, Schumacher dijo que se siente "bien" después de haber trabajado "muy bien" y haberse preparado a conciencia para volver.