Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Schumacher, cerca de la muerte

Schumacher, en una imagen de archivo.telecinco.es
Hace diez años Michael Schumacher vio peligrar seriamente su vida hasta el punto de pensar que estaba muerto. El heptacampeón mundial de Fórmula 1 sufrió un accidente en el circuito de Silverstone. Tal fue la magnitud que el 'kaiser' creyó que se estaba muriendo puesto que su corazón dejó de latir al menos durante unos segundos.
En una entrevista que emite la Segunda Cadena de la Televisión Alemana (ZDF) Schumacher asegura que se dio cuenta "como me tranquilizaba y sentí como mi corazón latía. Y de repente noté como el latido se hacía cada vez más débil hasta que desapareció por completo. Las luces se apagaron. Y entonces pensé que eso era lo que uno sentía cuando estaba de camino al cielo".

Según el ex-piloto, nadie le pudo explicar lo que había ocurrido ni cuanto tiempo había estado "ido". "No sé si fue sólo un desmayo o un shock, sólo sé que sentí que mi corazón dejaba de latir. Fue una experiencia interesante", dijo Schumacher.
Rompió hasta el casco

En el accidente de Silverstone, Schumacher sólo se fracturó la pierna derecha, pero las consecuencias hubiesen podido ser peores ya que su cabeza recibió un golpe que incluso rompió el casco protector.

En el momento de los hechos, muchos recordaron incluso el accidente que le había costado la vida a Ayrton Senna. Schumacher volvió a las pistas 98 días después. AC