Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sebastián dice que Economía y PSOE le dejaron solo ante la "burbuja" solar de "terratenientes y financieros"

El exministro cita cinco "errores" de la etapa de Zapatero que propiciaron el aumento de las primas a la fotovoltaica
El que fuera ministro de Industria entre 2008 y 2011, Miguel Sebastián, asegura que su departamento se encontraba "solo frente a todos" en su esfuerzo por "pinchar la burbuja" fotovoltaica en la que participaron "terratenientes y financieros", ya que las medidas necesarias no solo se encontraron con un Ministerio de Economía "ajeno" al problema, sino que no habrían contado con el apoyo ni del Congreso ni de las autonomías controladas por el PSOE.
Sebastián realiza estas consideraciones en el último número de Cuadernos de Energía, publicado por Enerclub, en el que lamenta además la "hipocresía" en torno al proyecto de Almacén Temporal Centralizado (ATC) con la que desde algunos ámbitos se apoyaba la nuclear y se rechazaba al mismo tiempo el proyecto. "Afortunadamente, el nuevo Gobierno abordó rápidamente dicha cuestión", asegura.
En el artículo, adelantado por 'El Mundo', el exministro señala en alusión a las renovables que quizá no se fue "demasiado lejos", pero sí "demasiado rápido". De hecho, considera que, junto a la crisis económica, la asunción de los incentivos a estas tecnologías por parte de la tarifa eléctrica y no de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) fue una de las dos causas del déficit de tarifa.
"DESLEALTAD" DE AYUNTAMIENTOS Y CCAA.
"La burbuja fotovoltaica se produjo en la primavera de 2008 ante las propias 'narices' del Gobierno y fue alentada deslealmente por los ayuntamientos y las comunidades autónomas, que daban todo tipo de facilidades burocráticas, algunas apurando al máximo la legalidad, para facilitar la avalancha de solicitudes", señala.
El decreto ley que habría pinchado la burbuja "no hubiera tenido el apoyo mayoritario de nuestra Cámara, ni siquiera el de nuestro propio partido (conviene recordar que el despliegue de huertos fotovoltaicos se produjo" en "comunidades gobernadas entonces por el PSOE y que recibían la generosa lluvia de primas") al encontrarse en el 'cinturón solar' español, continúa.
"TRANSFERENCIA DE RENTAS".
Las primas a la energía solar, señala, "son en realidad una transferencia de rentas desde las pymes y la industria" hacia "los terratenientes o financieros que desplegaron los huertos solares por toda España". "Lógicamente, lo hicieron en aquellos suelos que no valían para el desarrollo inmobiliario, lejos por tanto de los núcleos urbanos, aumentando el coste del transporte".
En el artículo, Sebastián cita además cinco "errores" de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero que contribuyeron a la "burbuja". El primero fue precisamente el de primar las instalaciones en suelo, en vez de las situadas en los tejados.
El segundo error, también cometido por los gobiernos de José María Aznar, "fue no haber incluido las primas a las renovables, que explican buena parte del endiablado déficit tarifario, en el presupuesto del Estado, en vez de en la tarifa eléctrica".
PRIMAS SIN LIMITACIÓN.
El tercero error consistió en fijar "de antemano y a ciegas" una prima sin establecer un límite a la calidad, mientras que el cuarto consiste el de remunerar las tecnologías en función de las horas de actividad, sin topes.
El último error fue el de no haber impedido la "conversión de estos proyectos en un producto financiero de alta rentabilidad". "Si se hubiera impedido la reventa de estos derechos en paquetes de pequeño tamaño que se colocaban a ahorradores pequeños o inversores internacionales, el daño hubiera sido menor", afirma.