Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sentenciada a no entrar en ningún pub de Inglaterra y Gales por conducta anti-social

Laura Hall no podrá entrar en un bar durante dos años. Foto Dailymail.comtelecinco.es
La orden, que se extenderá durante dos años, prohíbe también a Hall comprar alcohol en cualquier establecimiento o tienda o beberlo en un lugar público. Ahora, Hall tendrá que pagar una multa de 2.500 libras si se salta la prohibición.
La policía apeló a los magistrados después de que Hall fuera condenada por violar una orden por comportamiento antisocial relacionado con la bebida. La joven fue condenada por una serie de delitos de orden público y ha desobedecido las prohibiciones de entrar en bares y clubes de su ciudad natal, Bromsgrove, en Worceteshire.
Según el sargento David Roberts, "ésta es la primera orden que tiene una aplicación nacional". La policía pidió la orden al juzgado para evitar que Hall acabe en la cárcel. "Queremos rehabilitarla antes que mandarla a prisión, y espero que la prohibición ayude a Laura con sus problemas", ha indicado.
Pero Rachel Seabrook, portavoz del Instituto de Estudios sobre el Alcohol, cree que "la mayoría de los problemas de conducta que vemos con el alcohol reflejan una falta de poderes policiales y legales. No me opongo en principio, pero tengo dudas sobre si es realista forzar a una persona. ¿Cómo puede un policía, en Gales, saber si a esta mujer le han prohibido entrar en un bar si sale de su ciudad?", se pregunta.