Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sentido homenaje de los grandes del toreo a Adrián Gómez

Un éxito en todos los aspectos. Ese es el mejor calificativo del Festival Homenaje a Adrián Gómez que se ha celebrado este mediodía en el Palacio Vistalegre de Carabanchel. El público - que ha abarrotado el recinto - y los integrantes del cartel, que han paseado un total de doce orejas, han dispensado una calurosísima acogida al gran protagonista de la jornada, que antes de y después del espectáculo ha recogido desde los medios el cariño de todos los asistentes para luego disfrutar y ser testigo de una mañana de gran toreo.
Abrió plaza el rejoneador Diego Ventura quien con un utrero de buen galope de Carmen Lorenzo brilló montando a Manzanares y Distinto, a lomos del que colocó un ceñidísimo par por los adentros.
Joselito anduvo magistral capote en mano tanto en las verónicas de recibo como en un floreado galleo por chicuelinas y un brillante quite a pies juntos frente a un novillo con genio de Victoriano del Río que no acabó de permitir que el madrileño prorrogara su sinfonía en el último tercio.
La labor más rotunda del festejo llevó la firma de El Fundi, que lanceó con calidad a un cuajado ejemplar de El Ventorillo al que asentó a media altura primero y terminó toreando con suavidad y regusto por ambos pitones en una labor serena y pausada, que rezumó naturalidad.
Menos fortuna tuvo Enrique Ponce que pasaportó con decoro el animal de menos opciones, un feble ejemplar de su ganadería que le impidió redondear faena a pesar de dibujar algún muletazo de calidad.
Morante se llevó de calle al público con sus detalles de torería. Hubo algún delantal con gracia, tres pares de banderillas con reunión y ajuste, varios ayudados de apertura de bandera y, dentro de una labor consistente, una gran serie a pies juntos con la mano zurda.
El Juli protagonizó momentos de mucha hondura con capote y muleta frente a un animal de Daniel Ruiz que no terminó de responder al exigente toreo del madrileño, que firmó varios naturales de categoría. Finalmente, el novillero Christian Escribano dejó detalles con un manejable astado de Guadalmena.
Plaza de toros de Vistalegre. Lleno de no hay billetes. Astados por este orden de Carmen Lorenzo, Victorinao del Río, El Ventorillo, Enrique Ponce, La Campana, Daniel Ruiz y Guadalmena. Diego Ventura, dos orejas; Joselito, dos orejas; El Fundi, dos orejas tras aviso; Enrique Ponce, oreja tras aviso; Morante de la Puebla, dos orejas; El Juli, dos orejas; El novillero Christian Escribano, oreja.