Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Sigue siendo Hollywood racista?

Hollywood no ha incrementado significativamente los personajes pertenecientes a minorías étnicas en la gran pantalla. En esta disfunción entre realidad y ficción los hispanos y latinos son los menos representados en las películas, según un estudio.
Alrededor de tres cuartas partes de los personajes en el cine el año pasado eran blancos, proporción que estaba en línea con los totales anuales en los cinco años previos, de acuerdo al estudio elaborado por la Escuela Annenberg de Comunicación y Periodismo en la Universidad del Sur de California.
Pero en su evaluación de 3.932 personajes con diálogo en 100 películas del año pasado, los investigadores descubrieron que el 5 por ciento eran hispanos, en comparación con el 17,1 por ciento que ese grupo representaba en la población de Estados Unidos en 2013, de acuerdo a cifras oficiales.
"Hispanos y latinos son uno de los grupos de más rápido crecimiento en Estados Unidos", dijo en un comunicado Marc Choueiti, uno de los autores del estudio.
"Si las películas populares fueran la única manera de medir la diversidad, el público ignoraría esto. Los individuos de este grupo son casi invisibles en la pantalla", agregó Choueiti.
LATINOS "SEXUALIZADOS" Además, el estudio encontró que los hombres y mujeres hispanos son el grupo más sexualizado en Hollywood. El 37,5 por ciento de los personajes femeninos aparecen parcial o totalmente desnudos y el 16,5 por ciento de los hombres se muestran en ropas reveladoras o ajustadas.
Los actores negros tuvieron una mejor representación, según el estudio, con un 14,1 por ciento. En el conjunto de la sociedad estadounidense representan el 13,2 por ciento.
Pero sólo 5 de los 107 directores de las películas estudiadas eran negros. Los directores negros, que eran todos hombres, fueron también más proclives a dirigir a actores negros.