Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sobrevive tras introducirse por accidente unas tijeras de podar por un ojo

Un hombre de Arizona de 86 años de edad tiene suerte de seguir vivo después de haberse clavado accidentalmente unas tijeras de podar en la cara.
Según han explicado desde el University Medical Center, el pasado 30 de julio Leroy Luetscher, de Green Valley, estaba trabajando en su jardín cuando las tijeras de podar que sostenía le cayeron al suelo. Al intentar recogerlas, el anciano perdió el equilibrio cayendo al suelo y clavándose, a su vez, el mango de éstas en la cara.
El mango acabó penetrando a través de la órbita del ojo derecho de Luetscher para quedar, posteriormente, ubicado en la arteria carótida externa. La mitad de la herramienta quedó prácticamente dentro de la cabeza del anciano, mientras que la otra mitad quedó en el exterior.
Luetscher fue trasladado de urgencia al hospital, donde los cirujanos, tras extraerle las tijeras, consiguieron reconstruirle la herida de la cara salvándole, a su vez, el ojo. Los médicos dicen que Luetscher todavía tiene una leve hinchazón en los párpados y visión doble de poca importancia. Sin embargo, confían en su plena recuperación. Fotos. GTRES