Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Solo el 15% de la población presenta algún trastorno relacionado con el consumo de lácteos

Muchos ciudadanos piensan que en los últimos años ha aumentado el porcentaje de intolerantes a la lactosa pero, según la Asociación de Intolerantes a la Lactosa de España (ADILAC), actualmente solo el 15 por ciento de la población española presenta algún tipo de trastorno en relación con el consumo de lácteos.
Estos trastornos suelen estar provocados por la carencia de la enzima lactasa que absorbe los hidratos de carbono de la leche y quienes los padecen suelen sufrir problemas gastrointestinales.
No obstante, su incidencia no afecta igual a todos los países, según la doctora Manuela Juárez, profesora honorífica del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha participado en la campaña 'Licencia para comer', desarrollada la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) y que semanalmente cuenta con un espacio propio en Radio 5 Todo Noticias de RNE.
Esto hace que "por cuestiones genéticas y, en menor grado, por disminuir el consumo de leche desde la infancia, se registra un bajo nivel de intolerancia, por ejemplo, en los países de Europa del Norte", mientras que en España afecta a un mínimo porcentaje de la población y, por contra, en Asia el número de personas intolerantes es mayor.
Esta experta ha defendido que la leche es uno de los alimentos más completos, ya que es rica en proteínas de alta calidad, minerales como el calcio, vitaminas A, D y B y otros muchos nutrientes. "Las proteínas lácteas pueden contribuir a la regulación del peso corporal, además de proveer una sensación de saciedad y mejorar la resistencia a la insulina, sobre todo en personas con sobrepeso".
Los expertos aconsejan tomar de 2 a 4 raciones de leche o productos lácteos al día dependiendo de la edad y el estado fisiológico. Y en el caso de las mujeres y los niños, el consumo de leche es aún más importante, ya que nos proporcionará un aporte extra de calcio para fortalecer los huesos y evitar dolencias como la osteoporosis.
"La leche presenta una amplia gama de nutrientes con un papel fundamental en la dieta a la composición en aminoácidos y su biodisponibilidad se considera de alta calidad", ha añadido Carolina Muro, directora de la Unidad de Nutrición de FIAB.
Además, esta experta ha defendido que la industria ha ido adaptándose a las necesidades de los consumidores y, en particular, a las de los intolerantes a la lactosa poniendo a su disposición productos específicos como yogures, quesos o la leche sin lactosa, que mantiene todas las propiedades de este alimento.