Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria dice que las denegaciones del 'fracking' corresponden a las CCAA si cumplen la legislación

Al ministro le "preocupa" que las prospecciones no encuentren "ni petróleo ni gas" porque España seguiría en un estado de "enorme" dependencia
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado este lunes, en Santander, que las autorizaciones o denegaciones de los permisos para realizar prospecciones mediante la fractura hidráulica (Fracking) corresponde "única y exclusivamente" a las Comunidades Autónomas siempre que éstas cumplan el "acuerdo normativo" de la Legislación Básica del Estado.
Así se ha pronunciado el ministro a preguntas de la prensa sobre la Ley de Cantabria que prohíbe el fracking o la extracción de gas por la técnica no convencional tras la inauguración del XXVII Encuentro de las Telecomunicaciones 'Economía Digital. El impulso necesario para España' en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
"Las autorizaciones en el ámbito de una sola comunidad autónoma para determinar si hay gas a través de la tecnología de la fracturación hidráulica corresponden única y exclusivamente a cada comunidad autónoma, ahora bien, las autorizaciones o eventualmente denegaciones de esas prospecciones tienen que hacerse de acuerdo al marco normativo que exige la legislación básica del estado", ha manifestado Soria.
Y es que, en este punto, el ministro ha recordado que el Gobierno ha llevado al Consejo de Ministros una modificación de la Ley General de Hidrocarburos de 1998 para que la tecnología de la facturación hidráulica "sea, al igual que ya lo es en muchos otros países del mundo y también en Europa, una realidad".
Por tanto, Soria ha aclarado que si una determinada autorización o denegación de cualquier comunidad autónoma de un permiso para la realización de prospecciones a través de fracking, "dentro de lo que son sus márgenes competenciales, determina una decisión que no sea conforme a esa legislación básica, lógicamente los interesados recurrirán o no esa decisión y ahí lógicamente fallarán los tribunales".
Asimismo, el titular de Energía ha insistido en que es a cada comunidad a quien "corresponde determinar si se autoriza o no se autoriza una prospección" pero "esa autorización o denegación no es un procedimiento discrecional, es un procedimiento reglado", ha matizado al tiempo que ha ensalzado que la reglamentación para el uso de la fractura hidráulica "va a formar parte de la Ley General de Hidrocarburos".
Por otro lado, el ministro ha realizado una consideración general sobre el uso de esta técnica de extracción de hidrocarburos y ha indicado que lo que le "preocupa" de las autorizaciones para su utilización es que éstas se realicen "de acuerdo a lo que establecen absolutamente todas las prescripciones y condiciones medioambientales que exige la legislación española", que además "toma causas de la legislación europea.
Si bien, lo que a Soria le "preocupa tanto o más" es que en esas prospecciones se determine que "ni hay petróleo ni hay gas" porque "eso significaría que seguiríamos en una enorme vulnerabilidad, en una enorme dependencia del exterior y por tanto en una enorme dependencia de la balanza comercial respecto a las importaciones de hidrocarburos", ha dicho.
AUTOCONSUMO SÍ, PERO PAGAR POR USAR LA RED
Por otro lado, el ministro ha sido cuestionado por la posibilidad de que se vaya a penalizar la generación doméstica de energía a lo que ha respondido que el Gobierno "impulsa" el autoconsumo y "le parece muy bien" que las familias establezcan en sus hogares un sistema autónomo de generación siempre que consuman "exactamente" la energía que producen.
En caso de que no consuman la totalidad de la energía generada, el Gobierno "participa de la idea" de que esa energía restante "pueda ser vertida a la red" pero con "una particularidad": pagando una parte de la financiación de esa red energética.
"Si no la paga quien produce su propia energía, quien no la consume y la vierte a la red, resulta que el resto de los consumidores estaremos pagándole justamente el uso de esa infraestructura", lo que significa que "lo vemos en nuestro recibo de la luz", ha explicado Soria.
Así, el ministro ha concluido diciendo "autoconsumo sí, verterlo a la red también, pero si no le importa si usted usa la red también tiene que pagarla".