Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stephen Gough, entre el nudismo y la cárcel

Stephen Gough  y su novia Melanie Roberts, en una imagen de archivo.telecinco.es
Stephen Gough ha sido declarado culpable de escándalo público por salir de la cárcel en diciembre pasado desnudo, después de terminar una condena de 12 meses por el mismo delito. Ha sido advertido de que si lo vuelve a hacer, es decir, si sigue sin usar ropa en público, pasará el resto de su vida entre rejas.
No obstante, a sus 50 años, el ex marine, que lleva su propia defensa, rechazó la oferta del tribunal para seguir caminando libremente como dios le trajo al mundo.
Las autoridades estaban dispuestas a dejarlo en libertad bajo fianza y llevarlo a su casa si accedía a vestirse, pero el 'caminante nudista' se ha negado. Asegura que sabe que en cualquier momento puede ser detenido y volver a prisión pero sentencia que se trata de una cuestión de "libertad individual".
Gough se ha pasado los últimos siete años en la cárcel, por desnudarse en un avión en pleno vuelo, y donde se ha negado a llevar el uniforme de recluso. A los juzgados siempre ha ido desnudo. Todo esto le ha servido para ir aumentando las penas por desacato a la autoridad.
Gough completó su primer recorrido desnudo en 2003. Entonces fue arrestado 15 veces y pasó 140 noches entre rejas, mientras las autoridades se planteaban endurecer las penas por nudismo. Su segundo trayecto lo hizo hace tres años acompañado de su pareja, Melanie Roberts.
 
EBP