Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sudáfrica, la anfitriona con el orgullo herido

Steven Pieenar es el eje del equipo sudafricano.telecinco.es
El brasileño Joel Natalino Santana, un especialista en motivar equipos en crisis, encara la Copa Confederaciones con la misión de convencer a la prensa local de que es el seleccionador adecuado para que los "Bafana-Bafana" hagan un buen papel en el Mundial que organiza Sudáfrica.
Santana, de 60 años, conocido como un 'salva-equipos', fue seducido por una oferta económica "imposible de rechazar" para suceder en abril de 2008 a su compatriota Carlos Alberto Parreira al frente de la selección de Sudáfrica, anfitriona del Mundial de 2010.
La manija del equipo recae sobre el centrocampista del Everton Steven Pieenar, el jugador más dotado del equipo junto con el central Aaron Mokoena, flamante fichaje del Portsmouth que comanda el equipo en defensa.
Por detrás, la responsabilidad de candar la portería será presumiblemente para Rowen Fernández, que milita en el Arminia Bielefeld alemán
En ataque, la ausencia del ex céltico Benny McCarthy por desavenencias con el seleccionador deja la tarea de marcar en los pies de dos jugadores curtidos en Europa, Fanteni (Maccabi Haifa) y Parker (Estrella Roja), que intentarán alegrar a la afición local que se citará en el Ellis Park Stadium.
El mayor peligro de esta selección es su orgullo herido y las ganas de demostrar ante su público su valía tras no haberse clasificado para la Copa de Naciones de África 2010. Es la primera vez en dos años que disputarán partidos oficiales, ya que desde el 2008 sólo han participado en encuentros amistosos. Sus armas a destacar: la potencia de disparo de algunos de sus jugadores y la velocidad al contragolpe.