Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suicidio nigeriano en la remontada griega

Grecia remontó un partido que tenía perdido gracias a la expulsión absurda del nigeriano Kaita. Los helenos se jugarán en la última jornada su pase a octavos de final. A Nigeria después de la derrota solo le salva un milagro. Los africanos tienen que golear a Corea del Sur y esperar.
Bloemfontein presenció un espectáculo difícil de explicar. Nigeria y Grecia ofrecieron un encuentro marcado por pequeños matices. Después de unos minutos de tanteo los africanos se hicieron con el mando del juego y sin grandes alardes se pusieron por delante en el marcador. Kalu Uche en un lanzamiento de falta lejano que nadie remató ni despejó hizo el primer gol.
Nigeria lo tenía todo de cara. Marcador a favor y mejor juego, pero una expulsión absurda cambió el rumbo de los acontecimientos. Grecia estaba muerta. Perdía y no tenía ni ideas ni fútbol para hincarle el diente al equipo de Lars Lagerback.
Todo cambio en un minuto. Por unos misterios que tiene el fútbol al centrocampista Kaita se le fue la cabeza. Una patada sin balón a Torosidis sin el balón en juego dejó a su equipo con diez.
Desde entonces fue otro partido. Otto Rehhagel reaccionó a lo grande. A falta de 10 minutos para el descanso dio entrada al delantero Samaras por el centrocampista Papastathopoulos. Nigeria dio dos pasos atrás y las ocasiones griegas se sucedieron hasta que Salpingidis logró el empate. Un disparo desde la frontal afortunado se colaba en la meta de Enyeama.
Grecia empataba el encuentro y tenía toda la segunda parte por delante. Los minutos pasaban y las ocasiones caían como cuentagotas en la portería de un excelente Enyeama. Pero los grandes también se equivocan y el guardameta nigeriano no despejó bien un disparo lejano, el regalo lo aprovecho a placer Torosidis para hacer el segundo y darle a Grecia su primera victoria en una Copa del Mundo. Un triunfo que le abre de par en par las puertas de los octavos de final.
Nigeria tiene pie y medio fuera. Su única esperanza es golear a Corea del Sur y que Argentina venza a Grecia. Sólo con este triple empate continuaría en el Mundial.
RESULTADO: GRECIA, 2 - NIGERIA, 1 (1-1, al descanso).
ALINEACIONES.
GRECIA: Tzorvas; Kyrgiakos, Vyntra, Sokratis (Samaras, min.37), Papadopoulos, Torosidis, Karagounis, Tziolis, Katsouranis, Salpingidis y Gekas (Ninis, min.79).
NIGERIA: Enyeama; Odiah, Shittu, Yobo, Taiwo (Echiejile, min.55 (Afolabi, min.77)); Kaita, Etuhu, Haruna, Uche, Yakubu y Odemwingie (Obasi, min.46).
GOLES. 0-1, min.16. Uche. 1-1, min.44. Salpingidis. 2-1, min.71. Torosidis.
ARBITRO: Oscar Ruiz (Colombia). Amonestó a Sokratis (min.15), Tziolis (min.59) y Samaras (min.88), de Grecia, y a Obasi (min.89), de Nigeria. Expulsó con roja directa a Kaita (min.33), de Nigeria.
ESTADIO: Free State.