Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Taylor Swift acusada de racista

Taylor Swift ha tenido que desmentir que sea racista después de que se haya hecho pública una fotografía de la cantante con un joven que luce una esvástica en su camiseta. Además, la polémica se ha agravado porque la joven luce en su ropa las iniciales JH, que en el mundo nazi se puede entender como Jew Hater (algo así como odioso judío).
La instantánea fue tomada en la fiesta de cumpleaños de Katy Perry. La estrella del pop pidió a sus invitados que fueran vestidos de blanco para la fiesta temática, basada en la historia de 'Charlie y la fábrica de Chocolate'. Durante la fiesta los asistentes fueron rociados con pintura de neón y al parecer la broma fue demasiado lejos.
El joven que aparece con Taylor es un joven modelo que asegura que el dibujo en principio fue una equis pero se acabó desvirtuando. La cantante. El chico ha defendido a la cantante afirmando que ella no se fijó en el dibujo que llevaba en la camiseta y ha reiterado que ni es racista ni comparte con la ideología nazi.
Taylor asegura que las iniciales JH se refieren a su amigo Julianne Hough y que nada tienen que ver con referencias racistas.
Un representante de la cantante ha dicho en la Web TMZ que "Taylor se hizo fotos con cientos de personas esa noche, ella no sabe quién es ese tipo y mucho menos que llevaba en su camiseta". BQM