Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Teatros del Canal traen a Madrid 'Dos delirios sobre Shakespeare'

Los Teatros del Canal estrenarán en Madrid el próximo martes, 14 de junio, una nueva producción de 'Dos delirios sobre Shakespeare', una obra de José Sanchis y Alfredo Aracil que, según los responsables de la nueva producción "no es ni ópera ni melodrama" sino "un género absolutamente novedoso".
Se trata de una coproducción de los Teatros del Canal y el Teatro Real a cargo de Tomás Muñoz (como director de escena) y José Ramón del Encinar (como director musical) que ofrecerá tres únicas funciones de la obra de José Sanchis y Alfredo Aracil que tendrán lugar el 14, 16 y 18 de junio.
Según sus impulsores, la obra de aires "melodramáticos" es un homenaje a Shakespeare en el IV centenario de su muerte a partir de una variación y reinterpretación de las historias de dos de sus personajes: Julieta, la protagonista de 'Romeo y Julieta'; y Próspero, el duque desterrado de 'La tempestad'.
Se trata de dos "monodramas" titulados 'Próspero: scena' y 'Julieta en la cripta' que llevan a cabo una modificación de las obras teatrales en que se fundamentan para plantear la hipótesis de que Julieta hubiera sobrevivido a su intento de suicidio y llevara 30 años encerrada en la cripta, con el cadáver de Romeo; o una mirada a un Próspero enigmático tras años de destierro junto a su hija Miranda.
"El libreto de Sanchis parte de personajes teatrales y los deforma como en un espejo deformante. Hay una ambigüedad muy característica suya, no llegamos a saber en qué plano se mueven los personajes. No llegamos a saber si Próspero es el rey que se ha quedado en su isla, si es un viejo actor que se agarra a sus papeles, si es un loco o si se está mezclando toda esta ambigüedad que hemos intentado mantener --ha explicado Muñoz en la presentación de la obra--. En el caso de Julieta es lo mismo, es coger un personaje y darle una vuelta de tuerca con una nueva lectura y hacer que algo familiar se convierta en algo sorprendente y extraño".
Junto a los actores, un trío vocal (soprano, contratenor y tenor) encarnado por los madrigalistas Mercedes Lario, David Azurza y Gerardo López, participan en la obra los solistas de la Orquesta Titular del Teatro Real, que colabora en la producción como parte de la cooperación que lleva a cabo con los Teatros del Canal. Según el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch, esta cooperación ha resultado "muy satisfactoria" y se prolongará para las próximas temporadas.
La parte orquestal del espectáculo, que a diferencia de la producción que hizo de la misma obra Natalia Menéndez, estará fuera de escena, corre a cargo del maestro José Ramón del Encinar, quien ha puesto de relieve la "absoluta originalidad" de la obra compuesta por Sanchis y Aracil.
"Esto no es una ópera y no es un melodrama, es otro género. Creo que es algo absolutamente novedoso --ha asegurado--. Es un género completamente aparte con una dificultad enorme porque es una obra que no se puede abordar como un texto dramático sin más, es una partitura real".
Así, ha puesto de relieve cómo la orquesta desempeña distintos papeles a lo largo de las dos representaciones, dialogando con los personajes, creando escenografías y obligando a los actores a "acompasar el tempo dramático al tempo musical", con la dificultad consiguiente. "Toda la obra es una partitura", ha subrayado.
Tanto Del Encinar como Muñoz han señalado también que, pese a ser un homenaje al dramaturgo inglés, el texto de Sanchis presenta los textos de Shakespeare "filtrados a través de Samuel Beckett" y en los que se advierten también otras influencias. "Julieta en algunos puntos parece 'Cinco horas con Mario'", señala Muñoz.