Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'The Strain' la nueva serie de Guillermo del Toro, en Cuatro

Terror psicológico, ciencia ficción y misterio son algunos de los elementos que vertebran 'The Strain', una de las series más aclamadas por crítica y público en Estados Unidos, cuyos derechos ha adquirido Mediaset para su emisión en Cuatro el próximo otoño.
Basada en la primera novela de la 'Trilogía de la Oscuridad' coescrita por Guillermo del Toro ('El laberinto del fauno') y el autor estadounidense Chuck Hogan, 'The Strain' cuenta con el prestigioso director mexicano en la dirección y en la redacción de los guiones y con Carlton Cuse (productor ejecutivo de 'Perdidos') al frente de la producción ejecutiva.
En su estreno en el canal de cable estadounidense FX el pasado 13 de julio, la serie obtuvo un notable éxito al congregar casi 3 millones de espectadores, superando a otras series lanzadas este año por esta cadena como 'Fargo'.
Con elementos propios del género vampírico y de las series de catástrofes y de investigación, 'The Strain' cuenta con un elenco artístico de reconocidos actores como Corey Stoll ('House of Cards'), David Bradley ('Juego de tronos'), Mia Maestro ('Poseidón'), Sean Astin ('El Señor de los anillos'), Richard Sammel ('Malditos Bastardos'), Jonathan Hide ('Titanic'), Kevin Durand ('Perdidos') y Robert Maillet ('300'), entre otros.
La historia de 'The Strain' comienza cuando un Boeing 777 aterriza en el aeropuerto neoyorkino JFK y se detiene en seco en mitad de la pista de aterrizaje.
Todas las luces están apagadas, nadie responde a las llamadas de la torre de control y nadie coge los teléfonos móviles. En el interior, todos parecen haber muerto.
Al principio la tragedia se relaciona con algún tipo de virus mortal, pero pronto se descubrirá que el origen es mucho más aterrador de lo que cabría esperar.