Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiger Woods, adicto también a los fármacos

La polémica que gira entorno a Tiger Wood no le da tregua. Si día a día se suman nuevas mujeres a su háren, lo último es que Wood, además de adicción al sexo, también es adicto a los fármacos, presunta causa por la que ahora vuelve a estar en tratamiento.
Al parecer, y según afirma la web ‘Showbiz Spy’, Tiger ha vuelto a rehabilitación tras pedir perdón públicamente a sus familiares y allegados por su adicción al sexo.
Atendiendo a lo publicado por esta web, el jugador de golf estaría interno en rehabilitación 'The Meadows', un centro de desintoxicación en Arizona, con el fin de tratar su adicción a ciertos fármacos entre los que se encuentran varios ansiolíticos y somníferos.
De hecho, al parecer fue el propio Tiger quien justificó su adicción al sexo por el consumo de este tipo de medicamentos. "En terapia, Tiger culpó de sus infidelidades al abuso y adicción de estos fármacos, diciendo que por culpa de éstos se veía afectada su cordura", explica una fuente a esta página web.
Es por esto por lo que, aconsejado por los médicos que le tratan de su adicción al sexo, ingresó en el tratamiento de la clínica ‘The Meadows’.
“Después de que dejara ‘Gentle Paht’ (la clínica en la que trató su adicción al sexo), Tiger voló a Arizona para hacer las pruebas de ingreso en 'The Meadows', clínica que está mejor equipada para tratar la adicción a los medicamentos y la depresión", añadió la fuente. RGM.