Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vasijas llenas de agua en los autobuses para asegurar una conducción prudente

Los conductores de una empresa de autobuses china, deberán estar pendientes día a día de una especie de barreño lleno de agua. Como si de una gymkana se tratase, el objetivo de los conductores al finalizar el día será no haber derramado ni una sola gota de agua. Esta compañía de transporte público de la ciudad china de Longxiang, ha empleado esta curiosa medida para asegurarse de que los pasajeros que suban a sus autobuses disfruten de un tranquilo recorrido sin incidentes derivados de un exceso de velocidad o de una conducción imprudente.
Además, no valen las trampas. Los conductores deberán asegurarse de que sus vasijas estén llenas al final de cada jornada, ya que las cámaras situadas en el interior de los autobuses serán testigo de si los trabajadores superan la prueba, o por el contrario, si han añadido agua a la vasija al terminar el día. Las vasijas se comenzaron a ver en los autobuses de la provincia de Hunan desde el 25 de Mayo de 2010. FOTO: IBERPRESS