Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Villa y Xabi Alonso ganan el pulso

Último entrenamiento de la selección antes de marcharse a Huelva. Vídeo: Atlas.telecinco.es
La selección española ha salido esta mañana desde la estación de Atocha con destino a Huelva, donde disputará el primer amistoso de preparación para la Eurocopa, contra la selección peruana. Los últimos entrenamientos en Las Rozas despejaron algunas dudas sobre la posible alineación de Luis para este encuentro. Todo apunta a que el Sabio de Hortaleza pasará al plan B: 4-4-2, Xabi Alonso y Villa.
Rusia es la gran preocupación de Luis. Comenzar ganando la Eurocopa y ofrecer una buena imagen son los objetivos del seleccionador, que sabe que se medirá a una selección de un nivel desconocido para el público en general. Y sólo enfoca ese partido. Su once tipo está claro, sólo le faltan un par de piezas por encajar. La primera es el centrocampista destructivo. Senna y Xabi Alonso optan al premio.
La segunda implica un cambio de sistema. Si Luis apuesta por jugar con dos delanteros, David Villa sale ganando. Si es con uno, gana Cesc Fábregas. Las primeras pruebas repetían el esquema, 4-1-4-1, que encandiló al seleccionador desde el triunfo clave de Aarhus ante Dinamarca. Pero Villa pasa por un gran momento y Cesc sale de una lesión que le ha tenido un mes sin jugar. Todo apunta a que se decantará por el guaje.
En el último entrenamiento antes de partir a Huelva, por primera vez desde que los 23 elegidos están concentrados, el seleccionador dispuso de un partido de once contra once, a todo el campo. El clásico titulares contra suplentes confirmó el cambio de sistema y la titularidad del centrocampista de Villa y Xabi Alonso. El delantero Valencianista no falló a su cita con el gol.
La presencia de Cesc entre los suplentes introducía la figura de un quinto centrocampista y concedió más posesión de balón. En dos partes de 20 minutos, la segunda fue para los suplentes que acabaron acechando con el peligro de Dani Güiza. El máximo goleador liguero marcó el empate definitivo, tras un fallo de Reina a disparo del jugador del Arsenal.
Este sábado llega el primer test y no descarta comenzar con un sistema y cambiarlo cuando entre Cesc en el campo. Su compatibilidad con Xavi Hernández es un punto a trabajar. Es la hora de demostrar el nivel en el primer amistoso y sacar conclusiones previas a la cita continental.
JNP