Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Violentos enfrentamientos entre seguidores del Sporting de Lisboa y del Atlético

Los hinchas rojiblancos no dudaron en bajar de los autobuses para responder a los ataques. FOTO: SIC.telecinco.es
El encuentro que disputan esta noche el Sporting de Lisboa y el Atlético de Madrid, correspondiente a los octavos de final de la Europa League, no ha comenzado nada bien. A primera hora de la tarde han tenido lugar en los alrededores del José Alvalade duros enfrentamientos entre los aficionados más radicales de ambos equipos. De momento, no hay detenidos. No se descarta que haya algún seguidor herido.
Los altercados comenzaron a las 13:30, cuando tres autocares de aficionados rojiblancos pararon delante de la zona donde suelen reunirse los seguidores más radicales del Sporting, conocidos como Juventude Leonina. Los radicales del Atlético atacaron su local, donde había cinco personas, y abandonaron rápidamente el lugar.
Los enfrentamientos continuaron a la llegada de los vehículos al José Alvalade. Algunos seguidores locales les lanzaban piedras. Los radicales del Atlético se bajaron entonces de los autocares para responder de la misma manera. Los incidentes fueron recogidos por las cámaras de la cadena portuguesa SIC.
La policía no se encontraba en la zona en ese momento, aunque no tardaron en llegar para acordonar a los aficionados del Atlético. En el registro de los autobuses, según fuentes policiales, se encontraron bates de béisbol y otros objetos contundentes. Para evitar más incidentes, los agentes condujeron los autocares hacia otros puntos de la capital lisboeta hasta la hora del encuentro.
No hay constancia de que haya detenidos. Tampoco heridos. El resto de aficionados se encontraba en el centro de Lisboa haciendo turismo.
JNP