Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vivir sólo el instante

¿Se imaginan que no fueran capaces de recordar nada de lo que han hecho hoy, dónde han ido, lo que han comido o si han conocido a alguien nuevo? Teresa, la protagonista de este reportaje sufre pérdida de memoria reciente desde hace 6 años. Un accidente de tráfico cuando tan solo tenía 20 años le provocó un coma, si no anota cada paso que da... su cerebro es incapaz de recordarlo... Como ella, 350.000 personas de nuestro país padecen daño cerebral adquirido y sobreviven día a día gracias a algo tan simple pero tan valioso como una agenda.
El Daño Cerebral Adquirido se define como una lesión súbita en el cerebro que produce diversas secuelas de carácter físico, psíquico y sensorial. Los afectados padecen anomalías en la percepción sensorial y alteraciones cognitivas en la memoria y en el plano emocional.
Esta es la definición oficial. Y esta es la realidad: Los accidentes cerebrovasculares son la tercera causa de muerte en la población española y la primera entre mujeres.
Más del 70% de los traumatismos craneoencefálicos tienen su origen en los accidentes de tráfico, la gran mayoría en jóvenes.
"Las llaves cuando entro las tengo que dejar siempre en su sitio cuando llego a casa y dejo el abrigo, en la puerta del armario tengo apuntado lo que tengo para comer y así no se me olvida..." son palabras de Teresa, nuestra protagonista.
Hemos pasado un día con ella y su planificación es constante. Necesita de su agenda y de notas colgadas por toda su casa para poder vivir con normalidad.
Cada día acude a ATECEA, el centro de Zaragoza que trata desde hace casi una década a los enfermos de daño cerebral.
La terapia consiste en repasar su agenda y en realizar juegos de memorización, en constantes talleres de memoria. Los profesionales, cada día, revisan la agenda de los enfermos para ver que no se olvidan de nada.
"La rutina es lo más importante para poder mejorar", dice Berta Valverde una de las psicólogas que tratan a Teresa.
Durante nuestra estancia en el centro podemos comprobar cómo en un taller de memoria donde se leen las noticias del día, la terapeuta pregunta la fecha a uno de los pacientes y también le pregunta por las noticias que acaba de leer".
No han pasado ni 5 minutos y el hombre no puede recordarlas. Para Teresa Rueda, la directora de ATECEA la situación es muy complicada. Esta discapacidad continúa siendo una desconocida, se ignoran sus secuelas y las situaciones que viven los afectados y sus familias.
Además, la inexistencia de recursos específicos dificulta la recuperación y reintegración social de este colectivo. Como ella dice: "Hay gente que no tiene secuelas físicas, que puede caminar" pero no sabe adónde va"
Para ella, toda la gente debería tener derecho a una buena asistencia sociosanitaria pública después de un accidente porque existen casos muy graves: "Hay un chico que cuando despertó del coma, esta persona no recordaba a su hija de 15 meses, hoy no recuerda a su hija de 15 meses, él dice, ¡tengo una hija de 15 meses porque todo el mundo me dice que tengo una hija de 15 meses!"
La protagonista de este reportaje es un ejemplo de superación. Tiene un trabajo y vive independiente " un ejemplo para recordar"
(PARA MÁS INFORMACIÓN: www.fedace.org (Tlef: 91.417.89.05)
Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.