Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Volverá la voz de Bill Kaulitz a ser la misma?

Hoy vuelve a hablar. El cantante de Tokio Hotel, Bill Kaulitz, ha superado el tiempo prudencial de silencio tras su operación de garganta. Según su manager, David Jost, por ahora todo va bien. Hasta tal punto, que ya hay fecha de regreso. Informativos Telecinco ha analizado con un experto en la materia el riesgo que existe de que su voz no vuelva a sonar igual.
Muchos fans de Tokio Hotel temen que la reaparición en Nueva York, en el festival de Bamboozle ante 30.000 personas, sea un regreso a los escenarios un tanto precipitado. Desde que se anunció que tenían que extirparle un quiste en la garganta, cierto alarmismo ha imperado en los medios y los seguidores.
La operación a la que se ha sometido Kaulitz, que actuará en Rock In Rio-Madrid el próximo 28 de junio, es bastante habitual en el mundo de los cantantes. Según Ignacio Cobeta, otorrinolaringólogo del Hospital Ramón y Cajal y consultor del Teatro Real, que ha tratado a decenas de cantantes, la intervención es un tipo de cirugía, por lo general, "muy segura".
Riesgos o complicaciones
Cobeta explica que un posible problema sería una cicatrización anómala. Pero las posibilidades de que esto ocurra sólo son de entre un 2 y un 3%.
Por lo demás, hay que tener en cuenta, dice el doctor, que los quistes son más complicados que otros problemas de las cuerdas vocales típicos de los cantantes, como los pólipos o los nódulos. Estos se encuentran por fuera; los quistes, por dentro de las cuerdas vocales. Es una dolencia "más compleja".
Tras los diez días que hay que pasar sin hablar, "no tiene sentido para la voz hablada mantener el silencio por más tiempo" sigue Cobeta, ahora lo habitual en estos casos es hacer cuatro o seis semanas de rehabilitación. Por lo que la fecha de reaparición no es tan arriesgada como pudiera parecer.
El proceso de recuperación se basa en ejercicios controlados de voz: "El objetivo es conseguir mayor vibración en las cuerdas vocales, tendrá que hacer ejercicios de vibración y estiramiento de la laringe".