Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abandono de la energía nuclear supondrá a Alemania un coste de 55.000 millones, según el IEE

La decisión de Alemania de abandonar definitivamente la energía nuclear en 2022 podría suponer para el país un desembolso de 55.000 millones de euros derivados de los costes adicionales para generar la electricidad que dejarán de producir dichas plantas, según apunta un informe elaborado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).
Tras el análisis de los datos del Instituto de la Economía Alemana de Colonia, el IEE señala que la energía nuclear aporta cerca del 22% de la producción de electricidad, y que el cierre de nueve centrales aún operativas supondrá la pérdida de 22.000 megavatios (MW).
Asimismo, apunta que a corto y medio plazo las energías renovables no podrán cubrir el vacío dejado por la nuclear y habrá que recurrir a las centrales de carbón y gas, e incluso importar más electricidad producida en otros países, por lo que el coste rozaría incluso los 62.000 millones de euros, en caso de que hubiera que construir nuevas centrales.
Por todo ello, subraya que el aumento de los costes podría repercutir sobre el precio de la electricidad, afectando al sector empresarial y, en concreto, a las industrias del papel, la química o el metal.
Además, especifica que el incremento de la electricidad en un céntimo supondría un coste adicional para la industria de 1.800 millones de euros, y recalca que el abandono de la energía nuclear podría incrementar los precios de los certificados de CO2, poniendo en riesgo la competitividad de la industria alemana.