Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se acabó comer insectos

Sanidad ha decidido ponerle fin a la dieta entomófaga. El ministerio ha prohibido la venta de insectos para su consumo en una tienda de Barcelona. Su intención es evitar posibles riesgos hasta que la Unión Europea lo califique como alimento.
Supuestamente, era la única tienda que vendía insectos. Hace dos meses el mostrador podía albergar hasta 50 especies diferentes. Ahora solo quedan adornos porque Sanidad le ha prohibido venderlos hasta cerciorarse de que realmente son alimentos.
El dueño asegura que lo que más le incordia es tener que dar explicaciones a todos los que preguntan por ellos. Los turistas que se acercaban a curiosear ya no lo hacen porque no tienen nada que ver. Algunos incluso decían que al "ver los escarabajos tostaditos, a lo mejor me daban hasta ganas de haberme comprado un puñadito".
Los gusanos con salsa barbacoa o los grillos al curry tendrá que esperar a que la UE dé el visto bueno para regresar a la dieta de los españoles atrevidos. AC