Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 20% de adultos fueron más de tres veces al cine en 2015

Uno de cada cinco adultos españoles fueron al menos tres veces al cine en 2015, esta cifra es, sin embargo, inferior a la registrada hace diez años (27,4%) cuando el INE midió la última vez este indicador en su Encuesta de Condiciones de Vida. El estudio también revela que los adultos entre los 45 y 64 años son los que tienen más dificultades económicas para asistir a actividades culturales.
En general, un 14,7% de la población adulta acudió a lugares de interés cultural, un 14,3% a acontecimientos deportivos y un 12,3% a obras de teatro, conciertos, ópera o espectáculos de ballet y danza. Comparando estos datos con los de 2006 se aprecia una disminución en la participación en acontecimientos culturales y un aumento en los
deportivos.
Por edad, las personas jóvenes (de 16 a 29 años) asistieron en 2015 con mayor frecuencia al cine (el 40,1% lo hizo). Los porcentajes bajan a medida que aumenta la edad, hasta alcanzar su mínimo en el 5,6% de las personas de 65 y más años.
Por sexo, la participación fue similar entre hombres y mujeres en todas las categorías, salvo en la asistencia a acontecimientos deportivos (con un 18,7% de hombres frente a un 10,1% de mujeres).
Por nivel de ingresos, la asistencia a eventos culturales y deportivos fue mayor entre los adultos con ingresos elevados (más del 22% acudió a ellos durante 2015) que entre las personas con ingresos bajos (del 10,2% o menos). Además, la participación en estas actividades fue mayor a medida que el nivel de formación aumenta. Así, en el caso del cine, acudieron un 35,1% de las personas con educación superior, frente al 3,4% de las personas con educación primaria o inferior.
En cuanto a los motivos para no asistir a eventos culturales, la encuesta destaca que las personas de 45 a 64 años fueron las que tuvieron mayor dificultad de acceso a la cultura por razones
económicas. El porcentaje de personas que no pudieron asistir a eventos culturales fue mayor para las personas con capacidad económica baja (alrededor del 30%) que altos (en torno al 3%).
INTEGRACIÓN DE AMIGOS
Por otra parte, el 62,6% de los mayores de 16 años se reunió con mucha frecuencia con familiares y el 68,3% con amigos. Este porcentaje varía según la edad pasando de casi el 90% de las personas
de 16 a 29 años al 56,7% en los mayores de 64 años.
Sin embargo, si se trata de verse con familiares el comportamiento cambia. Así, las personas mayores se reunieron con más frecuencia que las más jóvenes e incluso, si se comparan los datos de 2015 respecto a los de 2006, se registra un aumento tanto en el porcentaje de adultos que se reunieron con familiares (del 59,7% al 62,6%) como en la cifra de los que se reunieron con frecuencia con amigos (del 64,9% al 68,3%).
Por sexo, las mujeres se reunieron con más frecuencia que los hombres con familiares (65,0% frente a 60,0%). Sin embargo, la tendencia cambia cuando se trata de ver a los amigos (65,9% de mujeres frente a 70,8% de hombres).
Otra variable estudiada en este módulo es la posibilidad de pedir ayuda a familiares, amigos o vecinos y solamente el 3,4% de los encuestados manifestó no poder contar con ninguno de ellos y el 7% de las personas con los ingresos más bajos no tuvo posibilidad de tener apoyo. Esta cifra se redujo hasta el 0,9% para las personas con los mayores ingresos.
PARTICIPACIÓN SOCIAL Y PÚBLICA
En cuanto a la participación en redes sociales, el 42,2 por ciento ha reconocido interactuar en ellas diaria o semanalmente y por edades, la franja de los 16 a 29 se sitúa a la cabeza.
La participación en estas redes fue similar entre hombres y mujeres, y tampoco varió significativamente según el nivel de ingresos. En cambio, sí hubo diferencias atendiendo al nivel de formación alcanzado y las personas con nivel educativo más alto participaron de forma más activa en las redes sociales que las que tenían educación primaria o inferior.
En cuanto a las actividades de voluntariado, uno de cada 10 adultos participó a través de una organización, y un porcentaje similar lo hizo al margen de las mismas. Las mujeres participan también más que los hombres a diferencia de lo que ocurre en política donde la tendencia se invierte.
Por comunidades autónomas, Aragón, País Vasco y La Rioja presentaron los porcentajes más altos de asistencia a
los distintos acontecimientos culturales y deportivos en 2015. Al contrario, Andalucía registró los porcentajes más bajos en la asistencia al cine (11,1%), lugares de interés cultural (6,2%) y acontecimientos deportivos (5,6%), mientras que Canarias tuvo el porcentaje más bajo en la asistencia a teatros y conciertos (6,0%).
Cantabria presentó, sin embargo, la mayor frecuencia de reuniones con familiares o amigos, mientras que Cataluña tuvo los menores porcentajes. Asimismo, Baleares presentó el menor porcentaje de personas que no tuvieron posibilidad de pedir ayuda a familiares, amigos o vecinos (1,4%), y Región de Murcia, el mayor (7,3%).
Los mayores porcentajes de participantes en actividades de voluntariado se dieron en Comunitat Valenciana (22,0% al margen de organizaciones y 13,6% a través de alguna organización) y los menores en Andalucía (4,0%).
Por su parte, Cataluña presentó el mayor porcentaje (14,9%) de participantes en actividad politica y manifestaciones.