Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU y Reino Unido intensifican los controles en aeropuertos por el Ébola

EEUU intensifica sus esfuerzos para detener la propagación del virus del Ébola, empezando por los aeropuertos. Por eso se realizarán controles médicos en aduanas, con termómetros infrarrojos para medir la temperatura de los viajeros y cuestionarios sobre el historial de viaje de los pasajeros procedentes de los tres países, los más afectados por el ébola en Africa Occidental: Guinea, Liberia y Sierra Leona. El JFK de Nueva york ha sido el primero en implantar estas medidas y esta semana lo harán otros 5 aeropuertos, por los que pasan a diario 150.000 personas procedentes de África. Medidas que también han llegado a los principales aeropuertos británicos y al Canal de la Mancha, pero el Gobierno de Cameron ha querido ir un paso más allá para garantizar la eficacia en sus protocolos de seguridad. Con una simple llamada al servicio de emergencias, asisten al paciente que se encuentra mal tras volver de Sierra Leona, ataviados con trajes de alta protección lo trasladan al hospital y una vez que se confirman los síntomas, se procede al aislamiento.