Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'albirroja' quiere demostrar que está a la altura

La selección de Paraguay afronta el Mundial de Sudáfrica después de haber realizado la mejor fase de clasificación de toda su historia. Por este motivo, las esperanzas para hacer algo grande son muy altas y los de Gerardo Martino llegan dispuestos a demostrar que pueden ser la revelación del torneo.
La 'albirroja' quiere ratificar lo que ya comenzaron sus antecesoras en Francia y en Corea y Japón, donde hicieron fueron eliminadas por dos de las finalistas de aquellas ediciones, Francia y Alemania respectivamente.
La selección de Martino mantiene la esencia de las anteriores. Muy ordenados en defensa, cuentan además con el plus de tener jugadores talentosos y muy potentes en ataque, con capacidad para asociarse y crear serio peligro a cualquiera de sus rivales. Sin duda, tienen mucho más equipo para mejorar el gris Mundial de Alemania, en 2006, donde no superaron la primera fase.
La fase de clasificación fue brillante. Paraguay consiguió superar la barrera de los 30 puntos por primera vez en su historia. Diez victorias, tres empates y cinco derrotas fue su balance. Para el recuerdo queda el triunfo sobre Argentina en Asunción, que provocó tal cantidad de celebraciones en el país que Fernando Lugo, su presidente, decretó fiesta nacional.
Santa Cruz, el alma
El jugador más destacado de esta selección es ya todo un veterano, a pesar de que no llega a 29 años. Hablamos de Roque Santa Cruz. A pesar de haberse ausentado durante buena parte de la fase previa, el delantero del Manchester City es el alma de la 'albirroja'. Además, está bien escoltado por Óscar Cardozo y Nelson Haedo Valdez. Entre los dos han sumado once tantos. También destaca el jugador del Borussia Dortmund, Lucas Barrios, que pone la nota de fantasía.
Esta es la octava participación de la selección paraguaya en un Mundial y la cuarta consecutiva. El balance es de seis triunfos, siete empates y nueve derrotas. El objetivo en Sudáfrica será supera la barrera de octavos de final, de la que nunca han pasado.
JNP