Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho apellidos vascos, la película española más taquillera de la historia, sigue aumentando su botín

Mareantes. Este es el adjetivo que mejor define las cifras que sigue cosechando Ocho apellidos vascos, la película dirigida por Emilio Martínez-Lázaro que tras su séptimo fin de semana consecutivo en el número uno, se ha convertido en la película española más taquillera de la historia.
La comedia protagonizada por Dani Rovira, Clara Lago, Carmen Machi y Karra Elejalde ha superado los 44,5 millones de euros y acumula más de 7,5 millones de espectadores. Este fin de semana Ocho apellidos vascos ha recaudado 3,4 millones de euros (lo que supone más de 9.700 euros por pantalla, acumulando un 44% del total de la taquilla) y fue vista por más de 482.000 espectadores.
La película lleva ya siete semanas consecutivas como número uno indiscutible de la taquilla desde su estreno el 14 de marzo. Además, desde el pasado se convirtió en la cinta española más taquillera en nuestro país superando los 42 millones de la cinta de Juan Antonio Bayona, Lo imposible.
Con sus 44,5 millones de euros a la película de Emilio Martínez-Lázaro es la segunda película más taquillera de la historia de España, tan solo superada por los 77 millones de euros que amasó Avatar de James Cameron.
Con guión de Borja Cobeaga y Diego San José, relata las andanzas de Rafa (Dani Rovira), andaluz de pura cepa que nunca ha tenido que salir de su querida Sevilla para conseguir lo que más le importa en la vida: el fino, la gomina y las mujeres.
Pero un buen día todo cambiará cuando aparece la primera mujer que se resiste a sus encantos: Amaia (Clara Lago), una vasca. Rafa está decidido a conquistarla y viaja hasta un pueblo de la Euskadi profunda. Allí, para conseguir a Amaia hará lo que haga falta, hasta hacerse pasar por vasco.