Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las apuestas hoteleras frente a la crisis

Los hoteles se las ingenian como pueden para atraer a clientes asfixiados por la crisis. Y entre los huéspedes, los hay que buscan ofertas económicas y otros, los que pueden permitirse algún lujo, buscan las más exclusivas ofertas con servicios extras.
El hotel Ritz de Madrid ofrece la posibilidad de sumergirse durante un fin de semana en el mundo del vino. Por 600 euros propone dos noches, con desayunos y cenas en uno de sus restaurantes y una visita guiada a las bodegas Qubel, además de transporte privado en vehículo de lujo.
Los hoteles premium no pueden reducir sus precios porque su elemento diferencial es la calidad. "En estos casos, la aplicación de estrategias de marketing experiencial está resultando decisiva, porque permite ofertar, en vez de un mero alojamiento, una experiencia única e irrepetible para cada huésped", explica Antonio López de Avila, director del Máster en Dirección de Empresas Turísticas del IE Business School.
Los hoteles de segmentos alto saben que su mejor valor es la exclusividad. Los servicios extras de mayordomo, acceso al centro Fitness y Wellness, servicio de tintorería, desayuno en la habitación y cena en sus lujosos restaurantes les sirven para captar clientes. Es el caso del hotel Alfonso XIII de Sevilla que propone una 'Experiencia Gourmet' por 340 euros.
No obstante, la mayor parte del público busca lasofertas más económicas. Son muchos los hoteles que han bajado sus precios a la mitad, según se desprende del estudio elaborado por el IE. López de Ávila explica que las empresas no podrán soportar estas tarifas mucho tiempo.
'Sabores de verano' es la campaña con la que Sol Meliá quiere "adelantar el verano en época de crisis" y ofrece habitaciones en hoteles urbanos y de playa de hasta cinco estrellas desde 20 euros por noche con desayuno incluido. El director de marketing y ventas on line de la compañía, Daniel García, afirma que las respuestas a estas iniciativas son "muy positivas".
Los últimos datos publicados por INE reducen las pernoctaciones en un 18,9% en marzo, es decir, bajan a niveles de hace cinco años. En el 49% de los casos el viajero reserva menos noches de hotel. Además, el 40% ahorra gastos en destino. Frente a esta tendencia, hay paquetes como el que tiene actualmente NH que ofrece fines de semana en España y Portugal por 120 euros con desayuno y minibar y check out la tarde del domingo.
Para la estrategia de grandes descuentos NH también sirve de ejemplo. Reduce sus tarifas un 50% en hoteles de 19 países al reservar con antelación y pagando por anticipado. En Madrid hay hoteles de cinco estrellas a 130 euros por noche.
"No ha habido un cambio de hábitos en el turista, sino de actitud motivada por la crisis" , sentencia López de Ávila. Los españoles no renuncian a sus vacaciones, buscan 'chollos'.