Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un pájaro australiano recibe clases personalizadas de gimnasia para adelgazar

Los problemas de la kookaburra comenzaron cuando los visitantes de un parque de Sidney (Australia) comenzaron a alimentarla con salchichas de las parrilladas. Actualmente, el animal pesa 565 gramos, un 40 por ciento más que un pájaro adulto normal de su especie, por lo que no puede volar. 
Según una de las enfermeras del hospital de vida silvestre Taronga Zoo de Sidney, Gemma Watkinson, "en su hábitat natural, la kookaburra se habría alimentado de animales pequeños como ratones o lagartijas enteras". El animal se encuentra ahora en un centro de rehabilitación para aves y está siendo alimentado "con una dieta ligera diseñada por especialistas".
Además, el pájaro está realizando "un riguroso régimen de ejercicios de hasta tres sesiones al día con un entrenador personal", según especifica Watkinson, que añade que el ave "aún tiene peso que perder antes de regresar a su ambiente natural".
La kookaburra es un pájaro muy común en Australia, de un tamaño similar al de un pato. Se caracteriza por emitir una especie de sonido muy fuerte que puede ser escuchado a gran distancia. No teme la presencia de los humanos por lo que es habitual su presencia en las grandes ciudades. EBP