Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El avión más grande del mundo aterriza en España

El avión más grande del mundo, el Antonov 225, ha aterrizado este lunes por primera vez en un el aeropuerto vitoriano de Foronda, donde ha descargado abundante material informático. Según ha informado Aena, este coloso del transporte aéreo, uno de los dos únicos ejemplares que existen en el mundo, ha tomado tierra esta mañana procedente de Minsk (Bielorrusia) y, tras dejar su carga, partirá rumbo a Leipzig (Alemania).
Según han precisado fuentes de Aena, el Antonov 225 venía cargado con material informático de China, y tras hacer escala en Kazajistán y Bielorrusia, seguirá su ruta a Alemania. El avión, de fabricación rusa, fue concebido en su origen para transportar al efímero transbordador espacial ruso Buran. En su bodega puede transportar cargas extremadamente pesadas y voluminosas, como trenes, helicópteros, turbinas y cientos de toneladas de suministros a zonas en conflicto o en situación de emergencia humanitaria.
Dispone de seis motores, con un empuje cada uno de ellos de 23 toneladas, lo que da idea de su imponente capacidad de carga, ya que puede transportar 450 toneladas, 250 en el interior de su bodega y hasta 200 en la parte superior del fuselaje.
Sus dimensiones, superiores incluso a las del novedoso Airbus A-380, exceden lo habitual en los aparatos de aviación comercial para pasajeros ya que mide 84 metros de largo y sus alas tienen una envergadura de 88 metros, casi como un campo de fútbol -el de Mendizorroza mide 67 metros de ancho por 105 metros de largo-.