Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sustituye el azúcar de la comida sin perder el sabor

Azúcartelecinco.es

Una gran cantidad de azúcar en la dieta es devastadora para la salud y, por supuesto, para la figura. Alimentos como el té, los yogures con fruta, el café, los chicles o los zumos, hace que acumules una cantidad elevada de carbohidratos al día sin darte cuenta.

La clave para mantener tu peso ideal, o bajar unos kilitos de más, es no agregar más azúcar a la que ya contienen los alimentos, como aconseja Noticias24.
Por ello, aquí tienes algunos tips para sustituir el azúcar de la comida sin perder el sabor:
1. Cereales comerciales por granola

Por más tentadores que parezcan, evita los cereales con chocolate y sabores dulces. Mejor prepara una granola casera con avena, semillas y frutas secas, y añade un poco de miel —si es necesario—.
2. Refrescos por jugos de fruta natural
Reemplaza los refrescos y algunos jugos empacados por jugo natural. En la naturaleza hay una extensa variedad de frutas.
3. Mermeladas por frutas frescas
Dile “no” a las mermeladas para el desayuno, pues son altas en calorías y azúcar. En su lugar, opta por un pan tostado con algunos frutos secos.
4. Azúcar refinada por endulzantes naturales
Aunque es difícil eliminar el azúcar en nuestras bebidas, en la actualidad existen varias opciones de sustitutos con bajas calorías, una buena opción son los elaborados con stevia.
5. Chocolate con leche por chocolate amargo
Aunque no lo creas, no es necesario eliminar por completo el chocolate de tu dieta. Pero sí es fundamental reemplazar el chocolate con leche por uno amargo, mucho más saludable y liviano.
6. Golosinas por snacks saludables
En un momento de ansiedad o aburrimiento, es común llevarse un dulce o chicle a la boca. En lugar de esas pequeñas bombas de azúcar , puedes comer pepino o zanahoria rallada, los cuales aportan una gran fuente de vitaminas.
7. Frutas en almíbar por frutas naturales
A la hora del postre, intenta no usar latas de fruta en almíbar. Sustitúyelos por fruta natural y fresca o por fruta deshidratada —ricas en fibra, vitaminas y minerales—.
8. Lo light no siempre es mejor
El hecho de que un alimento sea light no significa que no tenga azúcar. Revisa las etiquetas o los cuadros informativos para conocer la cantidad de azúcar.
9. Evita almacenar platillos con azúcar
Mantener postres en la cocina contribuye a caer en la tentación de consumirlos. Si convives en casa con otra persona, trata de ponerlos alejados de tu vista.
10. Sé paciente
Todo el proceso de consumir menos azúcar debe ser gradual, pues hacerlo de manera repentina podría ocasionar malestar en tu organismo. Lo ideal es acostumbrarse poco a poco a menores dosis de azúcar, hasta llegar al nivel deseado