Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La basura espacial aumenta un cuatro por ciento en 2008

Dibujo de una explosión de satélite, fuente de basura espacial. Fuente Wikipedia.orgtelecinco.es
Cohetes, lanzadores, satélites antiguos e inutilizados pululan por el espacio. La basura espacial ha aumentado un 4 por ciento, aunque la NASA considera que hay un estancamiento en los desperdicios que se acumulan en el espacio. Un total 12.637 objetos orbitan alrededor de la tierra y pueden llegar a convertirse en un peligro si caen sobre nuestras cabezas.
La mayor cantidad de desperdicios espaciales pertenece a los países de la Commonwealth, con un total de 4.528 objetos, seguido de Estados Unidos con 4.259, y de China con 2.774, según Programa de la NASA de Restos Orbitales.
La Agencia Espacial Europea (ESA) es la potencia con menos "basura espacial", y cuenta tan sólo con 74 cuerpos frente a los 376 de Francia, los 175 que tiene Japón, o los 144 de la India.
En concreto, de los 74 elementos europeos, 38 proceden de explosiones y 36 son cohetes, cuerpos y demás basura. En 2007, la cantidad de "cuerpos espaciales" se situaba por debajo de las cifras actuales, 11.141 cuerpos durante el primer semestre, 11.954 en el segundo, y 12.351 en el tercer trimestre, un incremento progresivo que, comparado con las cifras actuales, supone un aumento del 4 por ciento de la basura espacial.
Por "basura espacial" se entiende a la cantidad de los satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos, procedentes de la fragmentación de residuos generados por ejemplo en explosiones.
Estos deben ser mayores de cinco centímetros para que puedan detectarlos los radares que del programa 'U.S Space Surveillance Network', encargado de controlarlos.
La iniciativa la desarrolla el Gobierno de Estados Unidos y tiene como principal objetivo controlar, catalogar e identificar estos objetos hechos por el hombre. Además se encargan de predecir cuándo y dónde caerá un objeto de nuevo en la Tierra, cuál es su posición en el espacio.
Estos objetos podrían incluso interferir con la actividad de la estación Shuttle o la estación espacial rusa 'Mir'.ZA