Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los beneficios del fútbol rápido

Ramos frente a Arshavin en el partido frente a Rusia. Foto: EFEtelecinco.es
La selección española desarrolló un fútbol con ritmo, irrumpiendo en la defensa de sus oponentes con cambios constantes de posición en el mediocampo y golpeando con un disparo letal o desbordando por rapidez a la defensa. El domingo, "la roja" tendrá que jugar con la misma intensidad si quiere que sus ágiles centrocampistas causen problemas a la poderosa defensa alemana.

La dificultad a la que se ha enfrentado en otros partidos el seleccionador, Luis Aragonés, ha sido la impresionante forma en la que se encuentran los delanteros David Villa y Fernando Torres. Sus demostraciones de buen juego suponían que tenía que dejar en el banquillo a uno de sus mejores centrocampistas, Cesc Fàbregas.

La alineación

Irónicamente, la lesión de Villa, pichichi del torneo, ha ayudado a resolver las dudas españolas sobre el mediocampo y parece casi seguro que Aragonés optará por sacar a Fàbregas junto a Xavi, Silva y Andrés Iniesta, mientras que a Torres se le pedirá que abra camino al frente del campo.

Si las cosas salen bien, Torres estará acompañado por al menos uno de los centrocampistas cuando España salga al ataque. Si el tiro les sale por la culata, se quedará aislado y rodeado. La clave reside en si Fàbregas puede proporcionar el entusiasmo y el impulso para que sus compañeros en el centro del campo mareen a los alemanes jugando como mejor saben. Torres ha recibido la ingrata tarea de abrir huecos en la defensa corriendo hacia el área, y podría dejar su papel a Güiza en la segunda parte.

España esperará minimizar cualquier amenaza germana dejándoles sin el balón, pero cuando sus oponentes salgan al contrataque será el incansable Marcos Senna quien ofrezca la primera línea de defensa en el centro del campo.

Y si todo falla, aún tienen al brillante Iker Casillas en la portería. Hasta ahora, el guardameta del Real Madrid ha tenido poco que hacer en el torneo, pero se ha mostrado soberbio cuando se ha requerido su intervención.
Pon el a por ellos en tu móvil y anima a la selección 
Envía WREAL APORELLOSOE al 7788
Coste 1,2 euros+IVA (2 sms)