Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una bodega submarina

Así de exótico. Por obra y gracia del enólogo del momento: Raúl Pérez. El ha sumergido una parte del albariño que produce, entre doce y veinte metros de profundidad en el mar, en plena Ría de Arousa. La idea se le ocurrió precisamente allí en 2002, cuando descansaba unos días por un ataque de estress. Su cerebro siempre está maquinando cosas nuevas con el vino. Y una de ellas, fue esta: Probar cómo envejece sometido a la presión submarina, las corrientes y la sal. El resultado es un caldo definitivamente singular. Que sale del mar a la temperatura óptima para ser disfrutado. Es lo que hemos hecho en su compañía, probarlo a bordo de un barco mejillonero. Y sumergirnos con él para coger sus botellas enjauladas al fondo el mar.







Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.