Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 75% de los casos de cáncer de ovario se detectan en fase avanzada por la falta de síntomas específicos

En España se diagnostican cada año unos 3.300 nuevos casos de cáncer de ovario, lo que lo convierte en el quinto tumor más frecuente en mujeres con el inconveniente de que hasta el 75 por ciento de los casos detectan en una fase avanzada por la falta de síntomas específicos de esta enfermedad.
Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Ovario que se celebra este domingo 8 de mayo, la presidenta de la Asociación de Afectados por este tumor (ASACO), Susana Heredia, reivindica la necesidad de aumentar las campañas de concienciación "a través de las que podamos sensibilizar a las mujeres y a los profesionales en torno a los síntomas de este tumor".
Esta falta de síntomas específicos hace que las pacientes acudan a la consulta cuando el cáncer de ovario ya se ha diseminado y es más difícil de curar, lo que hace que sea la primera causa de muerte por cáncer ginecológico.
Los factores de riesgo más importantes a tener en cuenta a la hora de poder padecer cáncer de ovario son la presencia de una historia familiar precedente, una edad avanzada, obesidad o tabaquismo. Sin embargo, el embarazo y el uso prolongado de anticonceptivos orales durante más de tres años, se han asociado a una menor incidencia.
Asimismo, entre los principales síntomas que pueden alertar de la enfermedad destacan el aumento del perímetro abdominal, sensación de peso en el abdomen, sensación de plenitud tras comer escasas cantidades de comida, necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual o dolor en la región pélvica.
QUEDA MUCHO MARGEN DE MEJORA
La mayoría de los casos se diagnostican entre los 45 y los 75 años y como asegura el jefe del Servicio de Oncología del MD Anderson Cáncer Center de Madrid, Antonio González, el pronóstico del cáncer de ovario en sus etapas avanzadas tiene todavía mucho margen de mejora.
"Al no existir forma de prevenir este tumor, la innovación terapéutica cobra una especial importancia. Gracias a los últimos avances producidos en este campo, podemos tener la enfermedad controlada por más tiempo", ha destacado este experto, que preside el Grupo Español de Investigaciones en Cáncer de Ovario (GEICO).
La presidenta de ASACO también reivindica el papel de los médicos para que elaboren y ejecuten protocolos de actuación, con el objetivo de que no lleguen más mujeres con sintomatología a Atención Primaria o a Urgencias y que no se les realicen las pruebas pertinentes para comprobar si existe un tumor en los ovarios. "Solo es necesario realizar una simple ecografía", ha destacado Heredia.