Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cáncer de piel puede ser más peligroso cuando se diagnostica en mujeres embarazadas

El melanoma, la forma más agresiva de cáncer de piel, puede ser más peligroso cuando se diagnostica en mujeres embarazadas o en aquellas que hace un año han dado a luz, según ha mostrado un estudio realizado por expertos del Fox Chase Cancer Center de Filadelfia y de la Clínica Cleveland en Ohio, ambos en Estados Unidos.
Para realizar el trabajo, publicado en la revista 'American Academy of Dermatology' y liderado por Brian Gastman, los investigadores analizaron los datos de 462 mujeres menores de 49 años diagnosticadas de melanoma entre los años 1988 y 2012. De ellas, 41 habían sido detectadas de este tumor durante el periodo de gestación, o un año después del parto.
Así, los expertos comprobaron que el 12,5 por ciento de las que habían padecido melanoma durante o después del embarazo tenían un mayor riesgo de recaída, en comparación con el 1,4 por ciento de las mujeres que fueron diagnosticadas cuando no estaban embarazadas.
MÁS RIESGO DE METÁSTASIS
De hecho, la metástasis se produjo en el 25 por ciento de las que enfermaron durante la gestación, en comparación con el 12,7 por ciento del resto de participantes. Además, el 20 por ciento de las diagnosticadas cuando estaban embarazadas fallecieron por este cáncer, frente al 10,3 por ciento de aquellas a las que se le detectó cuando no iban a ser madres.
A raíz de estos datos, los científicos han destacado la necesidad de que los médicos "hipervigilen" a las mujeres embarazadas que padecen melanoma con el fin de actuar rápido cuando se detecte cualquier cambio o anormalidad en la piel.