Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cáncer puede prevenirse con una buena alimentación, según experta

La autora del libro 'Mis recetas anticáncer' asegura que uno de cada tres tumores se podrían prevenir con pautas alimentarias
La médico de familia y autora del exitoso libro 'Mis recetas anticáncer', Odile Fernández, ha manifestado en una entrevista que "el cáncer puede prevenirse con una alimentación adecuada". Fernández ha explicado que "el cáncer es multifactorial, y cuando no tenemos una alimentación buena, algunos de los alimentos que comemos pueden potenciar el desarrollo de la enfermedad".
"Uno de cada tres cánceres se podría evitar con una alimentación correcta", ha asegurado, "si nuestra dieta está cargada de grasas, azúcares o aceites refinados, por ejemplo, estamos generando un ambiente de inflamación e hipoglucemia que produce una descarga en factor de crecimiento similar a la insulina y que actúa como promotor cancerígeno".
Otros alimentos como los embutidos, "que producen nitritos", o el abuso de las frituras y las grasas trans o el azúcar oculto, pueden "añadir cancirógenos". Es por esto, que Fernández recomienda "volver a la dieta mediterránea tradicional con mucho vegetal y fruta, porque así propiciaremos un terreno donde el cáncer tiene más difícil desarrollarse".
Los libros de Odile Fernández pretenden "dar información al ciudadano sobre lo que comemos, pues lo desconocemos totalmente, hacerle ver que de lo que comemos enfermamos y demostrarle que no es difícil seguir una alimentación buena, no hay que ser talibán, se puede comer de todo con unas pautas saludables", ha subrayado.
La autora ha preparado ya su segundo libro, "la práctica de todo lo que desarrollé en el primero, con un recetario amplio de desayunos, almuerzos y cenas. Recetas sencillas y sabrosas que demostrarán a la gente que resulta más accesible de lo que parece llevar a cabo esta dieta. Si no se hace es porque vivimos en una era de rapidez, es más sencillo hacer algo precocinado que pararnos a guisar, y no cuidamos ni sabemos lo que comemos" ha subrayado.
"Antes de tener mi cáncer compraba como un ciudadano convencional", ha explicado, "nos ocultan mucha información, hay muchos intereses económicos. Si tuviéramos más información evitaríamos ciertas cosas, evidentemente, no le daríamos a nuestros hijos ciertas cosas en las que confiamos porque las vende tal supermercado".
En lo referente a los pacientes de cáncer, ha puesto en valor los "efectos beneficiosos que también puede tener esta alimentación para los enfermos, pues ayuda a tolerar mejor la quimioterapia, y si el paciente experimenta menos fatiga y dolor, afrontará la enfermedad con una mejor energía". Además, ha destacado que "algunos alimentos pueden potenciar el tratamiento, lo que los convierte en herramienta indispensable para complementar el tratamiento convencional".
Fernández es ponente del curso organizado por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) 'Educación de los hábitos saludables en la edad escolar' que se está celebrando en el Campus Antonio Machado de Baeza (Jaén), y ha recalcado "que la alimentación de los niños está demasiado centrada en la pastelería, bollería, zumos, bebidas azucaradas o alimentos precocinados como las salchichas", y ha alertado "de los riesgos de la obesidad y las enfermedades infantiles. "Los padres deben concienciarse y cocinar más delante de sus hijos, no tender a lo precocinado y fácil", ha subrayado.