Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La canciller Merkel, en ropa interior en las calles de Berlín

 "Lo damos todo con tal de impulsar la demanda", dice el eslogan del anuncio, que ofrece 500 céntimos de euro de rebaja a quienes devuelvan toda su ropa interior a cambio de prendas nuevas de esa marca. En su campaña, la empresa Bruno Banani establece un paralelismo con la iniciativa oficial del Gobierno que ofrece primas a quienes renueven su viejo automóvil.En las citadas vallas publicitarias, tras una Merkel en primer plano y gran formato aparecen, también en paños menores, algunos de sus ministros y líderes de los partidos de la oposición. Hasta ahora no ha habido reacción de los interesados, aunque desde las filas del grupo conservador su experto en Derecho, Wolfgang Bosbach, ha advertido que lo mejor en estos casos es no reaccionar.     LA