Científicos confirman que el chocolate se extinguirá en 40 años

Informativos Telecinco 03/01/2018 07:18

Las plantaciones de cacao se podrían extinguir en el 2050 debido a las altas temperaturas y a las sequías que se producen debido al cambio climático. Científicos de la Universidad de California están tratando de salvar el cultivo antes de que sea demasiado tarde, según The Independent.

En la Universidad de California, unas pequeñas semillas de cacao están siendo refrigeradas. Bajo la atenta mirada de Myeong-Je Cho, el director de la planta de genómica en un instituto que está trabajando con comida y con la compañía de dulces Mars, las plantas serán transformadas para que puedan sobrevivir en condiciones adversas.

Todo esto es gracias a una nueva tecnología llamada CRISPR, que permite pequeños y precisos ajustes en el ADN que nunca antes se habían podido producir. Estos ajustes ya se están utilizando para hacer los cultivos más baratosconfiables, pero su uso más importante puede ser salvar diferentes plantas que la gente usa para alimentarse y que se ven amenazadas por el impacto del cambio climático.

Las plantas de cacao son un claro ejemplo, pues se encuentran en una situación precaria. Éstas solo pueden crecer dentro de una estrecha franja de selva a unos 20 grados al norte y al sur del ecuador, donde la temperatura, la lluvia y la humedad permanecen relativamente constantes durante todo el año. Por lo que más de la mitad del chocolate del mundo ahora proviene de solo dos países de África occidental: Costa de Marfil y Ghana.

Pero esas áreas no serán adecuadas para el cultivo del cacao en las próximas décadas. Para el año 2050, el aumento de las temperaturas empujará a las regiones productoras de chocolate de hoy a más de 300 metros de altura hacia el terreno montañoso, gran parte del cual se conserva actualmente para la vida silvestre, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, haciendo imposible el cultivo de estas plantas.

Jennifer Doudna, la genetista de UC Berkeley que inventó la tecnología CRISPR, está supervisando la colaboración con la compañía Mars. Aunque su herramienta ha recibido más atención por su potencial para erradicar las enfermedades humanas y crear los llamados "bebés de diseño", Doudna cree que sus aplicaciones más profundas no serán en los humanos sino en los alimentos que consumimos.

Doudna ha fundado una compañía llamada Caribou Biosciences para poner en práctica la CRISPR, y también ha licenciado la tecnología a la empresa agrícola DuPont Pioneer para su uso en cultivos como el maíz y las setas.

Su creadora quiere que el público se conciencie de la importancia y el éxito de esta tecnología, que será una herramienta clave para desarrollar futuras técnicas con el fin de conservar alimentos y víveres como el cacao a medida que el cambio climático se vaya extendiendo.