Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quieres caer bien? La Universidad de Harvard te explica cómo

¿Quieres caer bien? La Universidad de Harvard te explica cómoGtres

Iniciar una conversación con un desconocido, con alguien que apenas conocemos o con alguien que nos acaban de presentar y caer bien puede resultar una situación incómoda de la que, a veces, no es fácil salir exitosamente. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts, EEUU, han dado con la solución.

La conclusión de los expertos es sencilla: hacer preguntas. En una serie de estudios, los investigadores de Harvard analizaron más de 300 conversaciones, tanto vía internet como cara a cara, entre personas que apenas se conocían y entre quienes sí se conocían, informa RT.
"Identificamos una relación sólida y consistente entre preguntar y gustar", reza la investigación de Harvard. "Las personas que hacen más preguntas, en particular las de seguimiento, son más apreciadas por sus compañeros de conversación", señalan los autores del estudio.
Según los investigadores, las preguntas de seguimiento muestran atención, validación y comprensión y dan a entender que una persona no solo está escuchando, sino que también está interesada en su compañero.
A los participantes de las conversaciones online se les asignó una persona aleatoria para que hablara con ella durante 15 minutos. En el primer estudio uno de los integrantes debía hacer muchas preguntas (como mínimo nueve) o formular, por el contrario, muy pocas (cuatro como máximo), mientras que en el segundo estudio las personas tenían que optar por hacer muchas o pocas preguntas.
En las conversaciones cara a cara, los científicos examinaron datos de un estudio previo en el que habían participado 110 personas en un evento de citas rápidas. Los resultados para las tres pruebas fueron idénticos: aquellos que habían hecho más preguntas durante una conversación, sobre todo preguntas de seguimiento, fueron percibidos como personas más agradables, tanto en charlas 'online' como en persona.