Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren una especie 'fantasma' de humanos arcaicos de África

Un paso más en la evolución: descubren una especie 'fantasma' de humanos arcaicos de ÁfricaINFORMATIVOS TELECINCO

La saliva de residentes en el África subsahariana ha revelado indicios de que una especie 'fantasma' de humanos arcaícos puede haber contribuido genéticamente a sus ancestros.

Así lo revela una investigación que se suma a un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que los encuentros sexuales entre diferentes especies humanas arcaicas pueden no haber sido inusuales.

Estudios anteriores han concluido que los antepasados de los seres humanos modernos en Asia y Europa se entrecruzaron con otras especies de homíninos tempranos, incluyendo Neandertales y Denisovanos. La nueva investigación está entre los análisis genéticos más recientes que indican que los africanos antiguos también tuvieron mestizaje con otros homíninos tempranos.

"Parece que el cruce entre diferentes especies de homíninos tempranos no es la excepción, es la norma", dice Omer Gokcumen, PhD, profesor asistente de ciencias biológicas en la Universidad de Buffalo.

 "Nuestra investigación rastreó la evolución de una importante proteína mucina llamada MUC7 que se encuentra en la saliva", dice en un comunicado. "Cuando examinamos la historia del gen que codifica la proteína, vemos la firma de una mezcla arcaica en las poblaciones africanas subsaharianas modernas".
La investigación fue publicada el 21 de julio en la revista Molecular Biology and Evolution.

Los científicos descubrieron sus hallazgos mientras investigaban el propósito y los orígenes de la proteína MUC7, que ayuda a la consistencia viscosa de la saliva y se adhiere a los microbios, ayudando potencialmente a librar al cuerpo de las bacterias que causan enfermedades.

Como parte de esta investigación, el equipo examinó el gen MUC7 en más de 2.500 genomas humanos modernos. El análisis produjo una sorpresa: un grupo de genomas del África subsahariana tenía una versión del gen que era extremadamente diferente de las versiones encontradas en otros seres humanos modernos.

La variante subsahariana era tan distintiva que los genes MUC7 de Neandertal y Denisovano coincidían más estrechamente con los de otros seres humanos modernos que con los sub-saharianos atípicos.
Un especie 'fantasma' de ancestro humano, delatado por la saliva

"Basándonos en nuestro análisis, la explicación más plausible para esta variación extrema es la introgresión arcaica: la introducción de material genético de una especie 'fantasma' de homínidos antiguos", dice Gokcumen. "Este desconocido pariente humano podría ser una especie que se ha descubierto, como una subespecie de Homo erectus, o un hominin sin descubrir. Le llamamos una especie 'fantasma' porque no tenemos los fósiles".

Dada la tasa de mutación de los genes durante el curso de la evolución, el equipo calculó que los antepasados de las personas que llevan la variante sub-sahariana MUC7 se cruzaron con otra antigua especie humana tan recientemente como hace 150.000 años, después de que las dos especies divergieran hace 1,5 a 2 millones de años.

Los científicos estaban interesados en MUC7 porque en un estudio previo mostraron que la proteína probablemente evolucionó para servir a un propósito importante en los seres humanos.

En algunas personas, el gen que codifica MUC7 tiene seis copias de instrucciones genéticas que dirigen al oreganismo para producir partes de la proteína correspondiente. En otras personas, el gen alberga sólo cinco conjuntos de estas instrucciones (conocidas como repeticiones en tándem).

Estudios anteriores de otros investigadores encontraron que la versión de cinco copias del gen protegido contra el asma, pero Gokcumen y Ruhl no vieron esta asociación cuando realizaron un análisis más detallado.
El nuevo estudio concluyó, sin embargo, que MUC7 parece influir en la composición del microbioma oral, la colección de bacterias dentro de la boca. La evidencia de esto provino de un análisis de muestras biológicas de 130 personas, que encontró que diferentes versiones del gen MUC7 estaban fuertemente asociadas con diferentes composiciones de microbiomas orales.

"De lo que sabemos de MUC7, tiene sentido que las personas con diferentes versiones del gen MUC7 podrían tener diferentes microbiomas orales", dice Ruhl. "Se cree que la proteína MUC7 aumenta la capacidad de la saliva de unirse a los microbios, una tarea importante que puede ayudar a prevenir la enfermedad al eliminar las bacterias no deseadas u otros patógenos de la boca".