Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ciclo 'Por un cine imposible' muestra la historia del cine cubano donde arte y política se unen

El Museo Reina Sofía ha presentado este jueves 16 de junio un ciclo sobre la historia del cine cubano durante la revolución donde se muestran historias que representan el rol del séptimo arte en una película en la que el arte y política se unen, según ha señalado el cineasta y profesor Michael Chanan.
Chanan, encargado de abrir este ciclo, ha explicado las raíces del cine cubano ha asegurado que, a pesar de la situación política que vivía la isla durante 1959 y 1972, el cine cubano "pretendía hacer arte, no propaganda".
Durante su presentación, el cineasta ha resaltado el papel de los países pequeños que desarrollan cine en comparación con la gran industria de Hollywood, que dispone de un público muy amplio por su extensión y tienen una mayor facilidad de distribución. Chanan también ha resaltado el papel de la gente en esta filmografía calificándolo de "cine popular".
Estas obras que se crean de la mano de la política son independientes para Chanan, que considera que "no tienen que ver con una línea política, la mayoría formaban parte de la revolución cubana, pero surgen entre la conciencia del arte y la política".
La institución, que ha recopilado estos documentos gráficos ha sido el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), que formó parte del rodaje de los filmes en un formato original en una cinta de 35 milímetros. De esta forma, el ICAIC ha destacado la importancia de la investigación en el proyecto.
Chanan considera que esta película pretende hacer pensar a la gente y que es necesario que se vea desde una postura activa y prestando atención durante su proyección. "Si traduces una película en palabras es solo un discurso ortodoxo, ese no es el caso de este documental", asegura.
POR UN CINE IMPERFECTO
La institución ha elegido el título 'Por un cine imperfecto', que hace referencia al título de la obra de Julio García Espinosa, un artista relevante en la historia del cine cubano.
A lo largo de este ciclo, se emitirán una sucesión de películas rodadas durante diferentes épocas de la revolución cubana y que incluye a autores como Santiago Álvarez, que une los elementos en un discurso político en lugar de crear una secuencia arbitraria, Joris Ivens, Chris Marker y Agnès Varda.
Néstor Almendros, hijo de exiliados españoles, también ha sido un personaje importante en esta selección, como explica Chanan. El artista llegó a Cuba y comenzó a formar parte de las juventudes comunistas y creadro de 'Gente en la playa' rodada en 1961.
Además, el ciclo pasa por corrientes muy diferentes según avanza la obra: primero se encuentra enfocado en el neorealismo, en segundo lugar el free cinema y, por último, una fase de incorporación del montaje soviético. Las obras que se han estrenado en la primera sesión, denominada Inicios, son: 'El Mégano' de Julio García Espinosa y Tomás Gutiérrez; 'La vivienda' de Julio García Espinosa; 'Asamblea General' de Tomás Gutiérrez Alea; 'Noticiero' de Santiago Álvarez y 'Sexto aniversario'.
La presentación de este ciclo se ha producido en torno a la exposición que exhibe el Museo del artista cubano Wilfredo Lam, que permanecerá abierto hasta el 15 de agosto.