Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La coenzima Q10 puede ayudar a reducir a la mitad la mortalidad cardiovascular

El tratamiento con coenzima Q10 puede ayudar a reducir a la mitad la mortalidad cardiovascular, según ha evidenciado un estudio de la Universidad de Linköping y el Hospital Karolinska (ambos situados en Suecia). Además, los expertos la consideran una fuente "de energía y vitalidad" para volver al trabajo tras las vacaciones.
Para alcanzar esta conclusión, el equipo de científicos dirigido por el profesor de este centro universitario, el doctor Urban Alehagen, ha realizado una investigación durante cinco años en la que han participado 443 ciudadanos suecos con buena salud de edades comprendidas entre los 70 y los 88 años.
Así, se ha conocido que la suplementación con coenzima Q10 y selenio reduce la mortalidad cardiovascular. Sin embargo, su efecto positivo "también se hace evidente en una mejora significativa de la función cardiaca", subrayan los expertos.
En concreto, esta sustancia reanima la producción energética situada en las mitocondrias de las células, y "revitaliza las estructuras más sensibles desde la piel hasta su contribución a reducir los riesgos cardíacos", manifiestan. Por ello, con este complemento, se halla un nuevo tratamiento nutricional que es "efectivo" en la prevención de la mortalidad cardiovascular, especialmente en personas mayores, indican.
Particularizando en los datos estadísticos de este trabajo presentado en la ciudad sueca de Kisa, éstos exponen que durante la investigación murieron un 5,9 por ciento de los pacientes que fueron tratados con la coenzima Q10, mientras que los que fueron asistidos con placebo y perecieron alcanzaron el 12,9 por ciento.
Por todas estas razones, esta sustancia se presenta como un novedoso tratamiento ante las patologías como la hipertensión, el exceso de peso, las alteraciones en la circulación cardiaca y pulmonar o las deficiencias en el sistema inmunológico.