Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El archivo completo de Carmen Balcells ya se encuentra en Madrid

El archivo completo de Carmen Balcells ya es propiedad del Estado y se encuentra en Madrid, en virtud del acuerdo de comodato que el heredero de la agente literaria, su hijo Luis Miguel Palomares, ha formalizado con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, para depositar la parte que faltaba en el Archivo General de la Administración, en Alcalá de Henares (Madrid), según han informado a Europa Press fuentes de Cultura.
Tras conocer la pérdida de la agente literaria hace casi cuatro meses, Cultura aseguraba que había llegado a un preacuerdo para la adquisición de su archivo, que tan sólo estaba pendiente de ser formalizado.
Las negociaciones con Balcells transcurrieron a lo largo de los últimos dos años. Cultura fijó la valoración del archivo --que tuvo lugar en julio de 2015-- en 1,5 millones de euros y 700.000 euros adicionales en desgravaciones fiscales.
El Estado, según las mismas fuentes, ya ha pagado 800.000 euros, con cargo a los presupuestos de 2015. Ahora, los técnicos del ministerio analizarán y catalogarán los documentos restantes para determinar el importe que falta por desembolsar. Además, destacan la lealtad del heredero del Balcells que, tal y como subrayan, ha respetado la voluntad de la agente literaria.
El archivo se compone por la documentación generada por el grupo de empresas de Balcells a partir de 2004 --agencia de escritores, agencia internacional, contabilidad, proyectos CBS-- y por otra serie de documentos que habían quedado fuera de la venta realizada al Ministerio en 2010, así como por otros archivos relacionados con la propia Balcells.
Del conjunto documental cabe destacar los 'Diarios de Carmen Balcells', que integran la serie iniciada en 1954 hasta la actualidad. En ellos, la agente plasma sus comentarios sobre las operaciones realizadas por la empresa y sus relaciones profesionales tanto con escritores y editores como con otros personajes vinculados al mundo editorial; comentarios ilustrados o acompañados de fotografías, recortes de noticias, críticas literarias sobre los autores y las obras publicadas.
También incluye los contratos suscritos por la agencia, así como parte de su archivo privado con los ejemplares de su biblioteca personal, que cuenta con dedicatorias de los autores y con anotaciones manuscritas de la agente literaria. El volumen de materiales asciende a 3.200 metros lineales.
El Ministerio ya adquirió cerca de 1.000 materiales en el año 2010. El objetivo de Cultura, tal y como explicó a Europa Press el pasado mes de septiembre el secretario de Estado, José María Lassalle, sería el de habilitar a publico e investigadores el archivo, salvo determinadas partes que ella consideraba que "deberían mantenerse en privacidad por unos determinados años".
Fuentes del ministerio añaden que cuando se alcanzó el preacuerdo el propio Lassalle ofreció que Cataluña tuviera una copia digitalizada de todo el archivo y también se plantea la posibilidad, que se encuentra en conversaciones incipientes con la Generalitat, de desarrollar un proyecto que ponga en común la relación del archivo Balcells con Barcelona, proyecto por el que también se habría interesado el Ayuntamiento de Barcelona recientemente.
"La idea sería primero reintegrarlo en su totalidad y después ofrecerle a la Generalitat una copia digitalizada, garantizar al publico y a los investigadores la apertura del conjunto y ver qué posibilidad hay de un proyecto de colaboración con la misma Generalitat", explicaba el propio Lassalle en septiembre de 2015.
A pesar de desconocer todavía si este proyecto concluiría en un museo, el Secretario de Estado también mostró su disposición para el diálogo con la Generalitat. "A mi me gustaría sentarme a la mesa y reflexionar para alcanzar un tipo de acuerdo para un proyecto en común que pusiera en valor este archivo tan importante", aseveró.
COLABORACIÓN CON BARCELONA
Sin embargo, el pasado mes de diciembre el pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó una propuesta del PSC para buscar fórmulas de colaboración entre el consistorio, el Ministerio de Cultura y la Generalitat con el objetivo de garantizar el traslado del fondo del legado de Balcells a la ciudad.
La proposición, aprobada con los votos a favor del Gobierno de BComú, de CiU, C's, ERC, PSC y PP y la abstención de la CUP, pedía también crear un equipamiento para ubicar el fondo y permitir "la promoción y la divulgación" del legado.