Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de alimentos en los hogares españoles creció un 1,2% durante el mes de mayo

El consumo de cerezas, sandía y mandarinas se incrementa en mayo
El consumo de alimentos en los hogares españoles se incrementó un 1,2% durante el mes de mayo en comparación con el mismo periodo del año 2013, según los últimos datos ofrecidos por el panel de consumo alimentario elaborado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
El estudio también constata un descenso de los precios medios del 3%, dato que justifica la reducción del valor de esas adquisiciones de productos en un 1,8%.
Por otro lado, las frutas frescas aumentan su consumo significativamente en un 11,4% en el mes de mayo, incrementándose el consumo de cerezas en un 197,1%, de sandía en un 74% y de mandarinas de un 59,6%. Otras frutas de temporada, como el melón, los melocotones y los albaricoques suben en un 21,3%, 48,6% y 48,4%, respectivamente.
También los productos de pesca intensifican su consumo en un 0,6%, protagonizado por el pescado fresco que se incrementa en un 3,7% y las conservas en un 1,4%, mientras que los pescados congelados y los mariscos y crustáceos son los que experimentan mayores decrecimientos.
EL CONSUMO DEL PAN, CARNE Y ACEITE CAE
Por el contrario, durante el mes de mayo la carne registró un menor consumo, siendo la fresca y la transformada las variedades que más lo acusan, con descensos de un 4,7% y 6%, respectivamente.
Respecto a las categorías básicas de alimentación en el hogar, el pan sufrió una caída en el consumo de un 4,3% y los huevos, por su parte, permanecieron prácticamente estables, con un ligero descenso del 0,5%.
El aceite, por primera vez en este año, presenta un descenso de un 2,5%, siendo responsable de esta caída la variedad de girasol, que pierde un 21%.
Por último, las bebidas alcohólicas de alta graduación, así como los vinos y espumosos experimentan un descenso en el consumo respecto del mismo periodo del año pasado de un 9,6%, y 6,6%, respectivamente.