Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de agua mineral con gas protege contra la hipertensión arterial

El consumo de agua mineral con gas protege contra la hipertensión arterial, según ha mostrado un estudio realizado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de su Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN).
La investigación, que ha durado un año y ha sido presentada en el 'XV Seminario de Nutrición, Avances en Nutrición y su impacto sanitario y social', que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), se ha realizado utilizando dos aguas, 'Vichy Catalán' (una agua mineral natural rica en minerales y oligoelementos) y una agua mineral natural sin gas.
Para realizarla, se practicó un ensayo postprandial cruzado, aleatorizado y controlado de 4 vías en el que han participado 74 individuos jóvenes y adultos sanos, adultos normotensos con riesgo cardiovascular moderado y mujeres postmenopáusicas
Así, los investigadores han comprobado que el agua 'Vichy Catalán', consumida como parte de la dieta habitual, reduce diversos marcadores de riesgo cardiovascular sin elevar la presión arterial. Eso se produce porque la ingesta de este agua disminuye las concentraciones de aldosterona en hombres y mujeres sanos, tanto si el consumo se realiza con alimentos (durante las comidas) o sin ellos.
La aldosterona es una hormona esteroidea que actúa en la conservación del sodio secretando potasio e incrementando la presión sanguínea. La inhibición parcial de esta hormona tras la ingesta de Vichy Catalán produce los efectos beneficiosos para la salud antes descritos. .
Por todo ello, los investigadores han asegurado que el consumo de 'Vichy Catalán' conlleva una reducción en la secreción de aldosterona en adultos sanos, lo que favorece la excreción urinaria de sodio y el control de la presión arterial, por lo que esta agua mineral natural puede recomendarse como parte de una dieta cardiosaludable.
Los resultados de esta investigación ya se presentaron el pasado mes de julio en el Congreso de la Sociedad Británica de Nutrición celebrado en Glasgow (Escocia), y próximamente se van a publicar en la revista especializada 'Proceedings of the Nutrition Society'.