Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El agua de mar contribuye a optimizar el tratamiento contra la fibrosis quística

El agua de mar contribuye a optimizar el tratamiento contra la fibrosis quística, según asegura un estudio del Hospital de Beaumont de Dublín (Irlanda) y que reproducen los Laboratorios Quinton. Así, los expertos de este centro aseguran que el uso de una solución salina hipertónica "ayuda a expulsar la mucosa respiratoria", causada por esta enfermedad hereditaria.
La fibrosis quística es un trastorno genético que afecta principalmente a los pulmones y al sistema digestivo, "limitando severamente la calidad de vida de la persona que lo padece", sostienen los especialistas. Además, la esperanza de vida media del paciente no supera los 35 años.
Concretamente, esta patología repercute en las zonas del cuerpo que producen secreciones, "dando lugar a un espesamiento del contenido de agua, sodio y potasio que obstruye los canales por donde se transporta", subrayan los expertos. El resultado de ello es la aparición de infecciones que destruyen zonas de distintos órganos.
En la actualidad, la fibrosis quística afecta a uno de cada 5.000 recién nacidos, siendo por ello la patología hereditaria más frecuente en la raza blanca. Por ello, los expertos continúan investigando para mejorar la vida de los pacientes con la esperanza de prolongar sus expectativas vitales.
Por último, los miembros del centro hospitalario irlandés destacan que la solución salina hipertónica "puede también tener una acción sobre la producción de moléculas inmunocompetentes. El agua de mar activa el sistema inmunológico y ejerce un efecto protector sobre los hematíes", concluye el inmunólogo de la Universidad de Alicante y colaborador de los Laboratorios Quinton, el doctor José Miguel Sempere.