Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En la copa de un árbol durante ocho horas por miedo a su padre

Muchos nos preguntamos qué llegaría a hacer, Xiao Ming, un niño chino de unos diez años para tener que trepar tan alto. El niño permaneció el pasado martes en la copa de un árbol durante ocho horas por miedo, dice él, a que su padre le pegara.
El pasado martes, Ming, residente en Chengdu, al suroeste de la provincia china de Sichuan, llevó a cabo este tipo de llamada de atención, un flaco favor público a su progenitor que, extenuado, se tapaba la cara con las manos. Su hijo no estaría menos cansado al final de la jornada. Foto: Iberpress