Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cultivo prohibido

Aunque España es el país del mundo donde se decomisa más cantidad de hachís, los cultivos clandestinos de la planta de la marihuana están proliferando. En muchas ocasiones, esas plantaciones se llevan a cabo en espacios interiores. Cualquier vivienda, por pequeña que sea, sirve. Es el caso del lugar al que han conseguido entrar nuestros Reporteros.
Se trata de un cuarto completamente aislado del resto de la casa. El propietario posee cerca de quince plantas de marihuana. El mantenimiento del espacio y el cuidado de las plantas le ha supuesto una inversión de unos 700 euros. Pero el beneficio económico que él consigue es mucho mayor. Asegura que fácilmente puede obtener unos 15.000 euros cada dos meses y medio (el tiempo que tarda en crecer).

Un negocio rentable pero no exento de riesgos. A partir de los dos kilos y medio la pena por tenencia de este tipo de sustancias oscila entre los tres a los cuatro años y medio de cárcel. Además, como todos sabemos, su consumo es altamente perjudicial para la salud.

Comenzar una plantación es fácil. La venta de semillas está permitida y se pueden comprar en cualquier tienda especializada. La simiente es legal pero la planta no.
 Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.