Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(AM)Concentración en apoyo al fotógrafo detenido y críticas de organizaciones profesionales a la actuación policial

La Subdelegación del Gobierno en Pontevedra defiende a los agentes y dice que uno tuvo que ser atendido "por un cabezazo en la cara"
En torno a 200 periodistas se han concentrado este martes ante la sede de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra para expresar su "rechazo y profunda indignación" por la detención del reportero gráfico del Diario de Pontevedra Rafael Estévez, mientras fotografiaba la llegada de los deportistas olímpicos gallegos al aeropuerto de Vigo. Por su parte, diversas organizaciones profesionales han criticado la actuación policial.
Rafael Estévez fue detenido este lunes por una supuesta agresión a un policía y fue acusado de los delitos de desobediencia y atentado a un agente de la autoridad, hechos que él niega, pero por los que se solicitaba pena de cárcel, de entre uno y tres años de prisión.
En la mañana de este martes se celebró un juicio rápido con acto de conciliación en el juzgado de guardia de Vigo, pero el abogado del fotógrafo y la fiscalía no llegaron a un acuerdo. Ahora las diligencias abiertas se trasladarán a un juzgado, de instrucción o penal, según la calificación que haga la fiscalía de los hechos.
Además, Rafael Estévez va a pedir un parte médico de lesiones y un peritaje de su equipo de fotografía, que resultó dañado durante la detención y pretende llamar a varios testigos.
VERSIÓN DE LA SUBDELEGACIÓN
Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Antonio Coello, ha declinado hacer cualquier tipo de declaración al respecto y se ha remitido a lo expresado en un comunicado emitido por su gabinete, en el que explica que "dicha detención se produjo como respuesta a la actitud manifestada por el mencionado fotógrafo hacia un funcionario policial".
El comunicado explica, además, que el agente tuvo que ser atendido en el hospital Nuestra Señora de Fátima "de las lesiones producidas por un cabezazo, que le alcanzó en la cara, concretamente, en la zona de la boca y nariz, tal y como se recoge en el parte policial".
Según el escrito de la Subdelegación, el fotógrafo fue detenido, "ofreciendo fuerte resistencia", por lo que, "siguiendo el protocolo establecido, fue reducido y trasladado en un coche policial hasta la Comisaría de Vigo", en donde prestó declaración.
La subdelegación ha puntualizado también que "varios periodistas y reporteros gráficos invadieron la zona libre de seguridad", aunque han matizado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "no interfirieron en el trabajo de los medios de comunicación".
MEDIO DE COMUNICACIÓN
Sin embargo, la dirección del medio para el que trabaja Rafael Estévez, Diario de Pontevedra, el comité de empresa y redactores y fotógrafos que presenciaron los hechos califican lo acontecido como el resultado de una "desproporcionada actuación de la Policía Nacional".
El coordinador de los fotógrafos del diario, Rafael Fariña, ha explicado que durante la "caótica" llegada de David Cal, Támara Echegoyen, Teresa Portela, Javier Gómez Noya y Begoña Fernández a Vigo, mientras los gráficos se situaban cogiendo posiciones para inmortalizar el momento, "Rafa debió chocarse de manera involuntaria con el agente de policía, como tantas veces ocurre en este tipo de aglomeraciones, ya que no es consciente de haber dado ningún golpe".
"Sin embargo, el policía reaccionó de manera totalmente irracional, por lo que Rafa le recriminó su actitud", ha relatado el coordinador, quien ha agregado que "la sorpresa de todos llegó cuando cuatro agentes sacaron en volandas al fotógrafo del lugar y procedieron a la detención".
CRÍTICAS DE LAS ORGANIZACIONES PROFESIONALES
Por su parte, el Colegio Profesional de Periodistas de Galicia ha expresado su solidaridad con Rafael Estévez y ha condenado el "uso desproporcionado de la fuerza, la humillación innecesaria, y la venganza inmediata e 'in situ', sin importar quién está delante, contra un ciudadano que quizás cometió un delito, no contra un atracador armado".
Este Colegio Profesional elevará una queja formal a la Delegación del Gobierno, así como una petición de entrevista con su titular, dado que esta no es la primera ocasión en los últimos meses en la que se dirigen a esa institución por motivos similares.
"Un juez decidirá si Estévez escogió una concentración multitudinaria, llena de gente, medios de comunicación, autoridades y deportistas famosos para cometer ese delito que nadie al parece vio, o algún agente confundió los golpes que más veces de las que se quiere se dan o se reciben en este tipo de aglomeraciones", apunta el comunicado del colegio profesional.
Por su parte, la Asociación de la Prensa de A Coruña (APC) también ha condenado la detención del reportero gráfico y ha expuesto que "la desorganización de la recepción" en instalaciones aeroportuarias obligó a los fotógrafos, periodistas y cámaras de los distintos medios que realizaban la cobertura informativa a trabajar en un reducido espacio, mientras los pasajeros que compartieron avión con los deportistas intentaban salir de la terminal.
Ante esta detención, la APC ha exigido a la Delegación del Gobierno en Galicia "una explicación convincente" sobre la "desproporcionada" actuación policial contra un reportero gráfico que "no hacía más que cumplir con su obligación profesional".
El Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG) ha reprobado "la violencia gratuita e innecesaria" con la que asegura que fue detenido el fotógrafo y manifiesta su convicción de que "la situación podría haberse reconducido de otra forma más pacífica". "Un fotógrafo de prensa no supone amenaza alguna para nadie que justifique las bochornosas imágenes de violencia en Peinador", advierte en un comunicado.
También el Comité Interempresas de la CRTVG, TVG y Radio Galega ha emitido un comunicado condenando enérgicamente la "agresión policial" al fotógrafo, solidarizándose con él y demandando a los cuerpos de seguridad del Estado "respeto" a los profesionales de la información.
EXPLICACIONES POLÍTICAS
Por su parte, el alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores, que fue testigo de este suceso, ha calificado de "lamentable" el comportamiento de la Policía, que "provocó una situación desagradable".
"Estamos transformando los cuerpos de seguridad en cuerpos represivos", ha opinado Lores, quien ha añadido que "hay un nerviosismo excesivo en el Partido Popular ante la situación derivada de las medidas económicas que están tomando y parece que quieren poner la venda antes de la herida".
PSdeG y BNG también han demandado este martes "una explicación" sobre la detención del reportero gráfico que cubría para el 'Diario de Pontevedra' la recepción de deportistas olímpicos gallegos en el aeropuerto vigués de Peinador y que, a su juicio, supuso una actuación "desproporcionada" por parte de la Policía.